2013-07-29

Sophia y Fabian abrazados

No soy yo, eres tú!

Mi pobre Diablito (Pelicula)


Todo el mundo tiene un amigo de los que, constantemente, estás diciendo excusas.

"Él normalmente no es así", o "Él es muy agradable una vez que lo conoces" o "Él tiene un extraño sentido del humor, pero es buena persona."

Después de un tiempo, sin embargo, comienza a ser evidente que a pesar de tu amistad, esa persona en verdad es un verdadero desastre. Tal vez es hora de que esa persona empiece a tomar parte de la responsabilidad por su propio comportamiento.

Últimamente, eso es lo que siento por mi hija.

No voy a mentir: ella puede ser bastante terrible y puede hacer de tu vida algo miserable . Definitivamente va y viene, ella es a menudo muy feliz y despreocupada! Sin embargo, los últimos meses han sido más difícil de lo habitual.


Antiguamente en primer lugar, si salimos a ver a unos amigos y ella comienza a actuar como un monstruo, me da vergüenza y empiezo a excusarla rápidamente de su comportamiento:

"Ella no durmió su siesta hoy."
"No se siente muy bien."
"Tiene hambre".
"No le gustan las luces brillantes."
"La alimentamos después de la medianoche. Gran error ".

Pero actualmente, me encuentro pura y simplemente culpándola.

Es obvio que no se puede culpar a un niño de dos años de edad, por ser un niño de dos años de edad. (Eso es como culpar a una persona gay por ser gay. Es una LOCURA!) Pero usted puede dejar de poner excusas por ellos. Y varios meses en el carnaval de horrores que son los niños de dos años, he terminado de asumir la culpa de su mal comportamiento.

Ayer, estaba en un restauran con unos amigos. Mi esposa llegó un poco más tarde, los niños a su lado, y se nos unió para tomar algo. Mi hija no se había reunido con algunas de las persona que estaban en la mesa, pero por lo general ella se amolda muy rápido a las personas. Por desgracia, al parecer estaba guardando ciertas actitudes para sacarlas luego, así que después de pasar los primeros minutos con la cara metida en la en el cuello de Mamá, empezó a gritar cada vez que alguien siquiera miraba en su dirección. Como un veterano endurecido de estos arrebatos, y uno que es bastante harto de esta etapa de la vida de mi hijo, he dejado de excusarla. En lugar de ofrecer una explicación a medias por la mala actitud de mi hija, le dije a todos que ella solo estaba siendo insoportable.

"No le hagas caso; gritar y llorar es su modo por defecto en estos días. No es nada personal, sólo está siendo un poco antipática".

Como Padre, estoy hecho para protegerla de sí misma. Ahora con un poco más de 2 años, es el momento para que ella tome la responsabilidad personal por su comportamiento. No todo lo que hace es el resultado de algo que su mamá o su papá le han hecho. Ella es un individuo, que toma sus propias decisiones. Esto es Libertad! En este momento, está optando por ser un dolor de cabeza, y yo voy a dejar que cave su propia tumba.
"Sí, yo soy su papá, pero ella ya tiene actitud y vida propia. Ella fue la que te tiró el menú a ti en la cara, así que si vas a escupir la comida, que no sea la mía. "

En realidad es bastante liberador esta nueva perspectiva. Por supuesto, hay una diferencia entre no excusar por su mal comportamiento y dejar que el comportamiento se salga de control, y desde luego no estoy abogando por la última. (Requiso a la niña contra la pared casi cada vez que paso delante de ella.) Todavía la voy a disciplinar y todavía nos tomamos una buena cantidad de responsabilidad delante de las personas con que actúa así, pero es terrible. Es algo que todos los padres deberían hacer, independientemente de la forma leve o estricta de disciplina que usen, sólo hay que reconocer que es solo una etapa y es temporal.

Es su propia reputación que está arruinando y, si sigue así, va a ser persona non grata en cada lugar que vaya(mos) y por ahora va a tener que hacerse* (*hacerme) responsable por sus actos.