2013-09-12

Sophia y Fabian abrazados

Disparidad femenina!

Finalmente se me ocurrió el otro día que estoy en inferioridad numérica en mi casa. Las matemáticas nunca ha sido mi fuerte, pero aún puedo contar hasta tres.

Así es que he concluido que hay muchas mujeres en mi casa, y por lo menos el triple de la cantidad que tendría en circunstancias ideales.

Perro de peluche con peinado
Hija jugando a peinar a perro
Siempre he puesto a mi esposa en la columna de las chicas, pero hasta hace poco me di cuenta de que me relaciono mucho con mi hija. Desde una cierta edad, los niños son más o menos intersexuales.
Pensé que con una dosis estable de deportes y películas de terror, podría convertir a mi hija en una especie de marimacho ser sin sexo tan definido, por lo menos hasta la pubertad. La naturaleza, sin embargo, es más fuerte que el hambre, y es allí cuando mis habilidades como padre son más débiles. A pesar de mis mejores intentos de interesar a mi hijo Fabian de 4 meses en peleas de Lucha Libre y estrategias de defensa de Fútbol, mi hija Sophia ha desarrolló un fuerte interés en princesas, bebés grandes, y vestidos hinchados.
Con esa cantidad de estrógeno que circula a través de nuestra casa, hay un peligro real de que voy a empezar a darle de amamantar a mis hijos. Antes de declarar que mi segundo hijo también será sometido por el látigo de las mujeres y declarar esta guerra como una pérdida total, tengo que averiguar lo que salió mal con la primera hija y no repetir mis errores del pasado, por una vez en mi vida.

La única forma segura de arreglar a Sophia es alterar su ADN con un horno de microondas ya que su verdadero problema es que heredó dos cromosomas X. Es, posible que los intereses de Sophia no son el resultado de sus génes, pero es difícil ver de dónde habían venido de todos modo. Sólo me relacioné con mis hijos cuando estaba tratando deliberadamente de arruinarle la diversión, y desde luego que desarrollé mi instinto de crianza mientras estaban sentado en mi regazo mientras yo masacraba Aliens en Halo 4. En la guardería, Sophia está rodeada de niños, pero no han sido capaces de disuadir sus instintos de mi crianza poco aconsejables. La habitación en la que permanece cuenta con un montón de camiones y dinosaurios, y juega con todos ellos (a veces), pero en su mayor parte se adhiere a las muñecas y a los utensilios de cocina. Ella no tuvo la dureza de su madre en ese aspecto, Sophia nunca se ha negado, ni una vez a mis exigencias para entrar en la cocina y hacerme un sándwich. Para ser justos, sólo le he dicho a mi esposa que me cocinara una vez, y de inmediato perdí el apetito porque pasé los siguientes minutos limpiando mi propia sangre.
Niñas jugando a la cocina
Las cocinas rosas eran usadas desde la edad media como método de tortura para padres irresponsables
Tiene que haber algo interno que hace que los niños y niñas se comporten de manera diferente, incluso a una edad temprana, porque no hay influencia externa evidente que haga que Sophia la obligue a ser una princesa en lugar de un súper soldado cibernético del espacio. Es una pena, también, porque estoy listo para suministrarle a ella todas las pistolas láser de juguete que quiera para los imaginarios actos de genocidio alienígenas.

Tal vez Sophia se convirtió en una chica femenina no a causa de una influencia exterior, pero SI debido a la falta de una influencia masculina. Ella definitivamente no tiene un modelo masculino fuerte a seguir. Aunque soy un hombres en términos de mi total falta de disponibilidad emocional y total incapacidad para comprender a las mujeres, yo tengo habilidades de combate y soy incapaz de construir o arreglar cualquier cosa. Incluso tuve que obligarme a estar interesados ​​en deportes de masas y la cerveza a través de un régimen intensivo de ambos. Nunca he tenido suerte con los planes de entrenamiento u otros intentos para mejorar la salud, pero la única vez que me decidí a hacerme más saludable tuve tan poco éxito que hasta vergüenza me da. El punto es que no soy un hombre de naturaleza masculina. Si la razón de Sophia para llenar su camino de color rosa y brillante es externa, es mi culpa por no tener suficiente testosterona para contrarrestar todas las hormonas femeninas que fluyen a través de esta casa.

No veo una solución a mi problema con las chicas, y las cosas solamente van a empeorar de aquí en adelante. Hay una gran cantidad de tiempo entre el ahora y cuando Sophia vaya a la universidad, y tengo un oscuro presentimiento acerca de cómo los años intermedios se encargarán de torturarme. Estoy seguro de que si pudiera seguir teniendo hijos, también serían niñas porque claramente estoy siendo castigado por el universo por un pasado que no recuerdo. No dudo de que cometí un gravísimo error, e hice tantos actos inmorales que es difícil distinguir cual fue "el" error.

En algún momento, probablemente voy a tener 2 mujeres hechas y derechas, las cuales tendrán sus ciclos  menstruales sincronizados. Voy a estar relegado a hacer labores, acobardado en un rincón de nuestra casa y viendo como es invadida por las reservas de toallas femeninas. Si mi descendencia femenina resultara como mi esposa, que nunca termina lo que está en su plato, me veré en la obligación de comer las sobras de todas y terminaré pesando 300 kilos. Mi obesidad mórbida reducirá drásticamente mi vida, así que mientras yo voy a estar superado en número por el sexo débil, al menos no tendré que sufrir a través de esta disparidad de género por mucho tiempo.

Puede ser que estoy reaccionando mal a toda esta cuestión del género, pero yo apenas soy la primera persona que luchar contra ella. Había un niño en las noticias hace un tiempo que los padres le escondieron el sexo de cada uno hasta que tenía cinco años. Sus padres no querían que los sesgos de género de la sociedad afectaran negativamente la manera en que su niño crecía. En su lugar, optaron por convertir su descendencia en un espectáculo mediático de género neutro, lo que seguramente dará lugar a años de tratamiento en el futuro. Mientras Sophia tiene una preferencia por todas las cosas femeninas, no creo que ella se dé cuenta de que los niños y las niñas suelen jugar con diferentes tipos de juguetes. Ella va a jugar con lo que le gusta y punto. Ella está convirtiéndose poco a poco en toda un adulto, sin embargo, hay algunas diferencias innegables entre los sexos. Ella se enteró accidentalmente de "algo" hace unas semanas cuando entró en el baño cuando mi hijo Fabian de 4 meses de edad lo estábamos bañando. Sophia inmediatamente notó una anomalía anatómica en él y exigió una explicación. Al yo ser un adulto maduro, rápidamente cambié de tema y nunca la traje de nuevo al baño.

Sería bueno si pudiera jugar vídeo juegos con Sophia, pero una niña no es un amigo por contrato, a pesar de mis mejores esfuerzos en hacerle pensar que sí. Ya se trate de la naturaleza, o una simple expresión de las propias opciones de Sophia, ella se está convirtiendo rápidamente en una niña muy femenina. Lo mejor que puedo hacer es aprender a tolerar una casa llena de tutús y ponis de juguete. Y cuando por fin me pida un caballo de verdad, tengo que estar listo para aplastar sus sueños de una vez por todas.

Hasta entonces, mejor me acostumbro a ser la otra muñeca de mi hija a la cual puede peinar, pintar las uñas y maquillarme. Que por cierto, me sienta bien el color de uñas azul.

Y ya que es una batalla que nunca podremos ganar.... ARRIBA LAS MUJERES!...
Poster de Mujer fuerte de WE CAN DO IT!