2013-10-10

Sophia y Fabian abrazados

Y la ganadora del Oscar es para ... mi intrigante hija!

 Mi hija no miente todavía. Quiero decir, lo que hace, por ser tan inocente - y por esas cosas de niños - es que no me atrevo a llamarla mentirosa.

Es más como actuar. Lo que hace que este sea el momento perfecto para nominarla al Oscar!
Premios Oscar
Y es que inclusive yo podría decir que si yo lograra hacer un documental y seguir las 24 horas a mi hija, a parte de ser llamado un acosador e ir preso, yo podría cautivar a la prensa internacional como el primer hombre en filmar a su hija, después de que salga de la cárcel 27 años después.
Niñá dirigiendo una pelicula

Así que, en honor a todos los presente este gran galardón, les doy una lista de las mejores actuaciones de mi hija:

1. Fingir que no tiene hambre

El compromiso de mi hija fingiendo que no tiene hambre es una locura. Ella realmente escupe la comida que ya está en su boca y puede dispararla a un objetivo en movimiento. Impresionante.

2. Fingiendo que tiene hambre

Su incomparable habilidad para engañarnos haciéndonos pensar que está despierta durante unos minutos, se encuentra su extraordinaria actuación de que necesita algo que comer, esta niña de dos años de edad, cautiva a sus padres y cuidadores por igual con su imitación de niña hambrienta.

3. Fingiendo que no está cansada
En realidad, ella es mala en esto. Ella no tiene la disciplina necesaria para reprimir un bostezo o abstenerse de frotarse los ojos, por lo que toda su actuación se concentra en decir NO! de forma enérgica, al preguntarle si tiene sueño, o quiere dormir, o no quiere dormir o como se llama o cualquier pregunta que se le haga.

4. Fingiendo que está cansada

Ella en realidad nunca finge esto. Tal vez solo cuando tiene que levantarse para ir a la escuela o a trabajar. Pero debo reconocer que esto es normal, nadie que viva en San Antonio de los Altos puede levantarse todos los días a las 4am sin decir una grosería. Es la única vez que le permitimos decir esas palabrotas.

5. Fingiendo que no necesita ser cambiada

Ella puede convencerte, lo reconozco. Puede ver cómics, la computadora, comer, y aún puede convencerte de que no necesita ser cambiada de pañal. Ella está dispuesta a sacrificar su cuerpo, sólo para mantener la ilusión de que no tiene que ser cambiada. Es extraordinario, su falta de vanidad. Por desgracia, la credibilidad no se puede mantener con ese horrible hedor.

6. Fingiendo que se lesionó

Esto puede ser su obra más impresionante, porque en realidad es capaz de hacerte creer que está sufriendo el dolor más insoportable del mundo, y así ajustar el volumen y la intensidad adecuada del grito, cuando es obvio que todo lo que su cabeza apenas rozó fue el costado de la mesa.

7. Fingiendo que ella es Papá

Ella es una talentosa imitadora, y sus habilidades no están aún a su mayor nivel, pero creo que deberé de detenerme cuando empiece a imitar las maldiciones de papá cuando conduce.

8. Fingiendo que ella es Mamá
Me da órdenes con tanta autoridad, que si cierro los ojos puedo convencerme de que es su madre. Me dice que debo ponerme, que vídeos debo colocar, me OBLIGA a que me vaya a la cocina hasta que sea llamado de nuevo para cambiarle el vídeo de Mickey Mouse. Realmente, esto es esclavitud.

9. Fingiendo está borracha

Ella sólo actúa como si mi esposa llegara después de su trabajo con unos tragos encima. Creo que es intencional.

10. Fingiendo que tiene el control

En realidad, ella tiene total control. Yo soy el que ando fingiendo que no es así.

Estrella de Hollywood de BABY