2014-01-22

Sophia y Fabian abrazados

Importante Lección de vida

Chico viendo Televisión
No soy rico, pero todavía me puedo gastar en una niñera para criar a mis hijos. Su nombre es "televisión por cable", y ella son los mejores Bs. 310 que gasté el mes pasado. Esta niñera me permite terminar un trabajo importante como escribir este artículo o tomar siestas. Me encanta cómo la Televisión por cable me hace muy fácil ignorar a mis hijos, pero a veces me preocupo por las lecciones que les enseña.

Por un lado, estoy bastante seguro de que le mostré a mi hija de 2 años Sophia cómo presionar el botón de encendido. Tenemos una TV más vieja que tarda 45 segundos para apagar o encender, así que cuando mi niña enciende el TV, todos estamos sumergidos en un silencio incómodo que parece eterno. La última vez que sucedió, yo casi terminé hablando con mi familia. Todavía tengo pesadillas.

TV por Cable también enseña a mis hijos cómo ser mejores personas, que es exactamente lo contrario de lo que deben aprender a esta edad. Hay un montón de violencia y desnudez en nuestros 100 canales para mostrarles a mis hijos cómo funciona realmente la sociedad. Pero nuestro paquete de programación cuenta con programas educativos apropiados para su edad.
Peppa Pig con su familia saltando un charco
Que puede enseñarle de útil una familia de cerdos saltando en un charco?
El mundo lleno de esperanza desinteresada para los niños como en Disney, le da a mi descendencia expectativas poco realistas que terminarán en una vida de decepciones. La TV no debe hacer que mis hijos tengan estándares más altos, sino que les debe enseñarle malas mañas para ayudarles a prosperar en un mundo corrupto.

Deshonestidad
Cada vez Barney instruye a mis hijos a decir la verdad, una copia de la Constitución Nacional estalla en llamas. La única persona con la que quiero que mis hijos sean honestos, soy yo, y aun así es mejor una mentira. Si escucho un fuerte golpe en el cuarto de al lado, mi curiosidad se limita, en el mejor de los caso. No es que voy a utilizar pruebas forenses para reconstruir lo que realmente sucedió. Mientras mis dos hijos sobreviven y mi esposa no esta en casa para ver u oír, entonces estoy más que dispuesto a fingir que no sucedió nada. Si mi hija de 2 años de edad Sophia miente y dice que no trató de saltar en Bungee desde la parte superior de la nevera, me encojo de hombros y lo dejo pasar. Mi mayor técnica de crianza es la ignorancia selectiva.

Mis hijos tendrán que pasar por alto la verdad si esperan prosperar en el mundo real. Si se trata de una mentira piadosa para no herir los sentimientos de alguien o un encubrimiento coordinado para vencer un crimen, la deshonestidad es la forma ideal para evitar consecuencias. Todavía estoy esperando a que Dora La Exploradora les cuente a mis hijos lo bien que se siente salir de un delito grave. Se necesita valor para inventar una mentira y aferrarse a ella, pero el público objetivo de estos programas es la multitud de cinco años y menores. Para los niños pequeños que no pueden hacer frente a un intenso interrogatorio de la policía, la televisión infantil debe mostrarles cómo contratar a un profesional capacitado para mentir en su nombre. Ese es todo el propósito de los abogados.
Poster de LAW & ORDER
Si algo me ha enseñado Law & Order es que ni un niño puede mentirle a la policía. No aún.
Egoísmo
Si esto fuera la década de los 50's, cada creador de dibujos animados para niños sería encerrado como un simpatizante comunista. Durante todo el día, los personajes de ficción dicen a mis hijos anteponer las necesidades de los demás antes que las propias. Ese tipo de altruismo es una gran manera de terminar amargado y pobre. La estafa es el último acto que les iba enseñar la Madre Teresa en la Tierra a toda esa gente pobre. La extraña sensación que resulta ser una buena persona no va a pagar la hipoteca o comprar alimentos.

Hay una razón del porqué los trabajos que requieren un grado de trabajo social, pagan menos que la mayoría de los trabajos clandestinos. Los hippies detrás de "Calle Sésamo" convencieron a generaciones de niños que la diferencia entre una distopía y un mundo mejor es un entusiasta de 20 años con un sueño y un bolsillo lleno de cupones de alimentos. Pero por cada hacedor de buenas obras en una misión, hay alguien como yo, que a propósito hace que la sociedad se peor al llenarla de aburrimiento y rencor. Cualquier persona que no es parte del problema está en el equipo perdedor. A mis hijos les espera una vida de fracaso si se ponen del lado del "Cookie Monster".

Descontento
Tener una autoestima alta es un eufemismo para la celebración de los defectos de carácter masivo. He sido durante mucho tiempo un defensor de la pereza, pero al menos tengo la conciencia para no sentirme avergonzado de mí mismo cuando me tumbo en el sofá y como la quinta bolsa de cotufa. Hay un mensaje omnipresente en la televisión infantil que dice a los niños que son perfectos tal y como son. Eso coloca a los alumnos venezolanos en desventaja con sus homólogos en otros países, donde a los niños que no muestran mejora apreciable se quedan sin comer. Es fácil distinguir a los malos alumnos que tomaron el examen en el extranjero porque son más brutos que los demás. Los niños que son felices con ellos mismos tal y como son en este momento carecen de la unidad para obtener una mejor y más inteligente educación. Lástima que la realidad no se preocupa por los sentimientos. Si la matemática es incorrecta, el cohete explotará, no importa cuántas medallas de participación y “buena fe” tienen aquellos ingenieros que lograron graduarse en la Nasa.
Lanzamiento de Cohete venezolano al espacio
La física newtoniana son erróneas porque no tienen en cuenta los sentimientos personales de autoestima.
Gente contenta no cambian la historia, pero para ser justos, nadie más lo hace. El pasado ya pasó, y los científicos estadounidenses están demasiado ocupados sintiéndose orgullosos de sí mismos como para inventar otras cosas, como viajes en el tiempo. Los sentimientos de que no van a prosperar son las que impulsan a los hombres a hacer grandes cosas, como los viajes de la Tierra a la luna e inventar píldoras masculinas que mantengan la erección. La gente que crece creyéndose único y especiales no tienen nada que demostrar, y eso es exactamente lo que logra la TV para niños. La TV no debe hacer que los niños se sientan bien consigo mismos, sino que debe llenarlos de angustia existencial.

Si la TV para niños mostrara cómo ser deshonesto, egoísta, y estar descontento con todos, las escuelas públicas serían redundantes. Este país podría cerrar el sistema educativo y ahorrar miles de millones de bolívares, siempre y cuando los Muppets puede crear una generación de desviados sociales y enseñarles cálculo. Nunca faltarán los rebeldes que se nieguen a aprender lo que enseña la escuela y aprenderán clandestinamente, materias como matemáticas. El aprendizaje frente a un TV impersonal es superior a la experiencia en el aula en todos los sentidos. El mundo será un lugar mejor cuando finalmente entregar el control total de nuestras vidas por un plan de cable ilimitado.

La necesidad es la madre de todos los inventos y estafas.

Saul Goodman