2014-03-28

Las 12 lecciones que los niños realmente aprenden de las Princesas de Disney

A diferencia de aquel primer post de Finales NO tan felices en donde yo mencionaba lo que mi hija había aprendido del mundo Disney, este artículo es mucho más completo e informa lo que realmente las lecciones que nuestras hijas reciben de Disney.

Y me refiero a hijas, porque al varón aún no le permito ver nada de Disney, le estoy aún buscando una figura de Tv para que sea su modelo a seguir.
Ninguna fuerza de la naturaleza es más destructivo que un grupo de mujeres, con titulos aburridos.
Yo no tengo mucha influencia sobre mi hijos porque yo sólo soy su padre. La persona que realmente admiran, literalmente es cualquier persona en la televisión. Mi autoridad está basada en un Muppet que vive en un bote de basura y una esponja que habla con un trastorno de déficit de atención. Últimamente, sin embargo, mi hija de 3 años, se ha fijado en una nueva clase de modelos de conducta: las princesas de Disney. A los ojos de mi hija, la mujer ideal es rica, hermosa, y las obligan a casarse a la fuerza por razones políticas. Mi descendencia no está sola. El imperio corporativo de Mickey Mouse tiene el monopolio de la atención de niñas en edades de 11 años y menores. Lo ideal es que la empresa que ejercer ese poder debe hacerlo de manera responsable para el mejoramiento de la humanidad. Eso a veces sucede, pero sólo por accidente. La verdadera razón que sostiene a Disney y a sus princesas es que toma todo mi dinero y el de otros padres y te hace gastarlo en mercancía rosa y púrpura. Las únicas cosas en mi casa que no tienen tema de princesa son los baños, y estoy seguro de que Disney ya consideró hacer esos también. Es un grupo demográfico muy diferente que pagaría mucho dinero para hacer sus necesidades como La Cenicienta.
Luchar por la supremacía femenina es el lema de Disney.
Gracias a mi deseo equivocado de pasar el tiempo con mis hijos, he visto más películas de princesa que cualquier otro hombre adulto debería hacerlo. Un papá más razonable se habría quedado dormido o abandonado a sus hijos, pero he asistido a todas las películas de animación con un trágica determinación. Lo que aprendí fue impactante. Cada película de princesas es básicamente un tutorial sobre cómo ser un ser humano terrible. Los niños pueden aprender lecciones más sanas en un campo de entrenamiento de Al Qaeda. Me gustaría prohibirle a mi hija ver los clásicos de Disney, pero entonces tendría que jugar con mis hijos. Eso, obviamente, no va a suceder. Pero para aquellos padres que no han renunciado a sus hijos, es importante entender lo que estas películas realmente enseñan. Estas son las lecciones que cada princesa Disney enseña a los niños. Las clasificaré en orden de peor a menos peor, porque la descripción de las princesas al final de la lista como "la mejor" sería una mentira.


12. Absolutamente la Peor: Pocahontas
Enamorado de un hombre extranjero, esta hija de un poderoso jefe nativo americano detiene una guerra y sin ayuda de nadie ... condena a su pueblo. Desaparecer de los colonos y de algunos colegas indios es la única oportunidad de vida que tiene. Una derrota decisiva habría convencido al Inglés a buscar el saqueo más fácil en otros lugares de América, como Centro América (inclusive Suramerica). Tal vez podrían haber probado una guerra en Asia. En cambio, Pocahontas acoge a los intrusos con los brazos abiertos. Ambas partes se abrazan, y luego todos los nativos americanos mueren de viruela. La película se corta antes de esa parte, pero Wikipedia llena los vacíos. Pocahontas destruye a su propia gente por un chico del cual ella está enamorada, pero ella ni siquiera se casa con él. En la secuela (que fué directo a DVD), la princesa se ​​engancha con algún otro tipo y se mudan a Inglaterra. Ella puede ser la culpable de que mataran a todos los indios en Estados Unidos por lo que pide asilo político en Inglaterra.

Lección para niñas: La mejor manera de hacer frente a un enamoramiento es el genocidio.

11. Aurora
Esta bella durmiente es la más inútil de todas las princesas, que ya es decir mucho, en una profesión cuyo único deber es producir un heredero "una vez en la vida". Aurora se esconde en el bosque. Entonces ella se queda dormida. Una cantidad indeterminada de tiempo después, un príncipe la despierta. Esa es la totalidad de su papel en esta película. Ella es simplemente un objeto para el bien y el mal. Es algo así como si una película de deportes ignorara la historia de ganar o perder campeonatos y en su lugar, la historia se centrara en el baile de graduación. La única cosa que funciona a favor de Aurora es que no hizo una masacre accidentalmente a su propio pueblo. Eso hubiera sido demasiado esfuerzo para ella.

Lección para las niñas: Tome una siesta mientras que un hombre hace todo el trabajo.

10. Blanca Nieves
Esto no es exactamente una historia épica del bien contra el mal. Una mujer celosa odia a una chica que es más bonita que ella, lo que la convierte en el más realista de todas las películas de Disney de princesa. En lugar de llevar una contienda pasivo-agresivo con comentarios envidiosos y confrontaciones incómodas, la reina envidiosa opta por el camino más sensato, el asesinato. Blancanieves se escapa y se convierte en una sirvienta para un grupo de enanos. Más tarde, ella se come una manzana envenenada y cae en un sueño semejante a la muerte. Eso fue escandalosa en la década de 1930 debido a que perdió el conocimiento antes de terminar todas sus tareas domésticas. Ella no es material para una buena esposa.

Lección para las niñas: Una mujer debe cocinar y limpiar para un montón de gente pequeña y exigente hasta que la matan. (Enanos = Hijos).

9. Cenicienta
Esta es una película que exige al espectador a leer entre líneas. En la superficie, una malvada madrastra y sus hermanastras obligan a una niña sin amor a servirles cruelmente. Pero Cenicienta también piensa que los ratones y pájaros hablan con ella. Ella claramente está loca. Puesto que no había centros de salud mental en ese entonces, su familia hace lo humanamente posible y la encierra en una torre. Las tareas serviles que ella hace cada día hacen que su cerebro profundamente perturbado entre al borde de un colapso. Hay una razón por la que su madrastra no confía en ella. Cuando la chica finalmente se escapa, se va a un baile real mientras que usa prendas mágicas que "desaparecen", ya que sólo existen en su mente. Pero el príncipe se casa con ella de todos modos. Se imagina que una mujer que inestable debe ser salvaje en la cama.

Lección para las niñas: Ricos hombres aman a las muchachas locas con los pies pequeños.
8. Ariel
Esta pequeña sirena da su voz y su vida al mar para perseguir a un hombre. El Príncipe Eric se enamora de ella a pesar de nunca la escucha decir una palabra -o quizás por eso se enamoró de ella. Luego, ella recupera su voz (al final de la película), lo cual no presagia nada bueno para su futuro. En "The Little Mermaid II", el príncipe se cansa de incesantes conversaciones con Ariel y la deja de nuevo en el mar. Y, sí, él sabe muy bien que como un ser humano no sabe nadar.

Lección para las niñas: Para conseguir a un hombre, una niña debe abandonar a sus amigos, familiares y cerrar la boca.

7. Bella
En "La Bella y la Bestia", un monstruo encarcela a una muchacha estudiosa. En lugar de escapar, Bella cae en una mala relación y trata de cambiar a su hombre. Al final, la bestia se transforma mágicamente en un apuesto príncipe. Este es un final feliz porque el cambio en la apariencia exterior no cuentan.

Lección para las niñas: Todos los buenos romances empiezan con un caso grave de síndrome de Estocolmo.

6. Rapunzel
Una bruja secuestra a una chica de cabello mágico y la cría como si fuera suyo. Rapunzel no es feliz hasta que ella desafía su "madre" y se dispone a explorar el mundo. Huir es la mejor decisión que puede haber tomado y no tiene absolutamente ninguna consecuencia negativa. Es por esta película que tuve que ponerle una pulseras de tobillo de rastreo GPS a mi hija.

Lección para las niñas: No hagas caso a cualquier figura de autoridad como los padres hasta que se sometan a una prueba de ADN.

5. Tiana
Esta camarera trabajadora quiere un restaurante propio, pero para conseguirlo, ella tiene que luchar contra un hombre del vudú que roba almas. Así es como funciona realmente el capitalismo. Ningún Banco te presta dinero hasta que un banquero apuñala a una muñeca con unos alfileres y sacrifica una gallina. Al final, Tiana consigue a un hombre y el restaurante de sus sueños. La película deja de mencionar que la mayoría de propietarios de pequeñas empresas van a la quiebra dentro de unos pocos años y las largas horas y los bajos salarios de la industria de servicios le agregan tensión al matrimonios. Espero que al menos Tiana fuera muy clara acerca de quién es el dueño del negocio en su acuerdo prenupcial.

Lección para las niñas: No vaya a la universidad. El trabajo de cocinero te espera.

4. Jasmine
La vida como una rica princesa privilegiada no es todo diversión y juegos. Jasmine también tiene que sentarse y recibir una lluvia de regalos de hombres cariñosos. Incapaz de tolerar este tipo de dificultades, ella se escapa a barrios marginales, con los campesinos por un tiempo. María Antonieta fue decapitada por menos. En el proceso, Jasmine conoce a un hombre y un genio. El espíritu azul místico tiene un poder ilimitado, pero él lo utiliza únicamente para mejorar las vidas de sus amigos reales. Mientras tanto, los pobres de la ciudad continúan muriendose de hambre.

Lección para las niñas: Los ricos se hacen más ricos. Vive con eso.

3. Mérida
La heroína de "Brave" no cae en los brazos del amor o incluso, le huye a los hombres. De hecho, ella pasa toda la película huyendo de chicos. Su independencia sería admirable si no se utilizara para convertir a su madre en un oso. En los tiempos modernos, se ganaría al menos una sentencia de cinco años en una prisión de adultos.

Lección para las niñas: Está bien envenenar a un padre con tal de que esto conduzca a una valiosa lección de vida o algo así.

2. Mulan
A diferencia de Pocahontas, que deja una guerra, esta princesa pelea y gana una. Ella lleva una cuchilla larga, no un mazo o un silbato. Las modernas clases de defensa personal para mujeres serían más eficaces si se centran menos en rodillazos en los testículos a chicos y mucho más, en la esgrima.

Lección para las niñas:Los chinos son un gigante militar imparable. Es su mundo ahora.
Princesas son amables y dulces hasta que los activistas empiezan a hablar de reformas democráticas. Entonces comienzan a luchar.
1._ Menos malas de todas: Leia
Ella es una princesa, y sus derechos de propiedad intelectual ahora pertenecen a Disney, así que estoy contandola entre las princesas de Disney. A diferencia de Mulan, Leia pelea contra el imperio del mal que se extiende por una galaxia, y no un mero continente. Casi había calificado como una modelo positivo si no fuera por ese tiempo que ella, sin saberlo, besa a su hermano en los labios. Parece que el fantasma de Obi-Wan debería haber aprovechado a Lucas, tomarlo del hombro y decirle: "Hermano, mantengase alejado de esa chica. Usted me lo agradecerá más tarde." El Jedi muerto es ahora un espíritu omnisciente, sin embargo, de alguna manera nunca advierte a su único estudiantil contra el incesto involuntario. Las precuelas dejan claro que Obi-Wan sabía desde el principio de la existencia de los dos hermanos, sin embargo, no dice nada. Ese tipo es un viejo escalofriante.

Lección para las niñas: Nunca subestimes el poder de una estación de batalla con todas sus armas y que se encuentra operativa.


"...Las películas de Disney son bastiones de intolerancia y materialismo. Los padres sólo permiten que sus hijos e hijas la vean porque un DVD es mucho más barato que una niñera. Dejar que los niños obtengan un lavado de cerebro con las peores ideas desde la década de los 50's y es un pequeño precio a pagar por un par de horas de tiempo libre para la mamá y el papá. Cada año, más niños que crecieron viendo películas de Disney se convierten en adultos, y el mundo se pone un poco peor. Realmente no hay una buena alternativa. Ahora que el parque temático del conglomerado posee Guerras de las Galaxias, cada propiedad intelectual valiosa del planeta está bajo el control de Disney.

Si usted no quiere ser víctima de la moral retorcida de la compañía de Mickey Mouse, su única opción es saltarse las películas y leer libros en su lugar.

Buena suerte con eso."