2014-03-11

Sophia y Fabian abrazados

Padres y Las Olimpíadas: No hay mucha diferencia

Medallas de Olimpiadas de Papa e hijo
Padres vs Olimpíadas
Educando a los niños a menudo se siente como un deporte de contacto. O una prueba de resistencia. O las dos cosas. En realidad es más como 50 deportes diferentes, todos en uno. En resumen, es como los Juegos Olímpicos.

Tal vez no es el como el esquí de fondo, y definitivamente no es un biatlón (aunque no niego de que vez en cuando piensas que deberías tener un arma para ver si los niños te obedecen), pero es sin duda tiene algo de maratón. Incluso podría ser tener algo del Curling, pero no entiendo por qué eso es un deporte, así que nos quedamos con el maratón, y tal vez un poco de Trineo sobre hielo (que no entiendo tampoco).

Nunca he participado en los Juegos Olímpicos, pero los he visto en la televisión. Mucho. Estoy siempre pendiente. Y después de años de ser un espectador, he llegado a la conclusión de que participar en los Juegos Olímpicos no es tan diferente de tener hijos.

¿De qué manera? Es curioso que lo pregunte.

10 maneras de tener hijos es como participar en los Juegos Olímpicos


  1. Usted está constantemente sorprendido de que no hay más lesiones
  2. Hay montón de ropa ridícula
  3. Lo momentos más dramáticos suceden de noche.
  4. Alguien siempre tiene los ojos rojos o está a punto de llorar
  5. La mayoría de las veces no tienes idea de lo que está pasando.
  6. Todos parecen tener más energía que tú.
  7. Hay montón de lágrimas.
  8. Hay una gran cantidad de jueces que no tiene ningún sentido.
  9. La mitad de los participantes hablan distintos idiomas.
  10. La mamá SIEMPRE se llevan todos los créditos.
Deportista llorando con su esposa
"Tranquilo cariño, sé que eres mal padre, yo no se lo diré a los niños"

Patinadora llorando