2014-05-30

Sophia y Fabian abrazados

El Aguafiesta

Noticia de última hora: Los niños son estresantes.
Interrumpen tu vida, y las vidas de la gente alrededor de ellos, incluso cuando tienen su mejor comportamiento.
Gato malhumorado
Es por eso que nosotros, los padres a menudo preferimos pasar el rato con otros padres. No sólo porque podemos quejarnos de la tensión con otras personas que ha tenido experiencias similares, sino porque cuando hay otros niños alrededor, tu hija tiene algo que hacer en lugar de seguir tirando de tu brazo y hacer que se derrame tu bebida.

También debido a la mala conducta de tu propia hija, se nota menos cuando es parte de un equipo. Hay fuerza en los números. Para los padres, los números proporcionan solidaridad.

Para nuestros hijos, proporcionan camuflaje. Sobre todo en las fiestas.
Dos personas camuflajeadas en el bosque
El fin de semana pasado, el clan On Fire! pasó un fin de semana en una fiesta infantil de unos amigos. Había niños por todas partes, cada uno de ellos menores de cinco años. Eran ruidosos y agitados, y desordenados y ruidosos y agotadores, y se comunicaban en voz alta, se reían en voz alta, lloraban en voz alta y había mucha diversión. También era ruidosos.

Lo bueno de la existencia de un grupo de niños alrededor de la misma edad es que todos ellos juegan juntos y no necesitaban una interacción constante de los padres, por lo que fuimos capaces de celebrar de una Fiesta a la manera pasada de moda (con alcohol). Y, como he dicho anteriormente, siempre es alentador ser testigo de ver como otros niños actúan desagradablemente como lo hace el tuyo constantemente. De esa manera usted puede tranquilizarse que es solo un niño más, el cual puede convertirse en un "pesado", y no será porque eres un terrible padre, o tu terrible genética, o mala suerte. Es como recibir un gran abrazo de un "Astrologo de TV" como el arquitecto de los sueños. No es tu culpa. No es tu culpa. No es tu culpa.
Sophia pegandole a la piñáta
Se puede golpear una piñata y seguir siendo Fashion.
Llevar a un niño a una fiesta no es todo diversión. (De hecho, llevar a un niño a cualquier lugar no es muy divertido.) Es especialmente malo cuando es a la casa de una persona que no es padre, o a cualquier lugar donde no hay otros niños alrededor, haciendo que tu niña sea el "Enemigo Público #1".

Al ser la única persona con una niña en una fiesta hacen que tu niña - y usted - sean un blanco. Cuando su hija esta sola, es más fácil hallar un culpable. Pero cuando hay varios niños todo se oculta, incluso si ella comienza a metabolizar la comida y se hace en los pantalones, las probabilidades de que usted (ni nadie de la fiesta) sepa quien  fué es de 0%.  Es más difícil de señalar con el dedo si no se puede saber quién es quién. A menos de que tu niña este sola en una esquina.
Fabian con el Tío y el Abuelo
Nunca es mala idea que otros carguen a tus hijos. Siempre puedes decir que es SU hijo quien llora.
¿Y si cualquier otro niño está en su mejor comportamiento y el suyo es el único en quejarse y llorar y hace un berrinche cada cinco minutos por una razón ridícula? Esa tranquilidad la ganó a nombre del grupo, y ya no es culpa de tu hija, ahora es:  -Todos los demás niños son unos animales y no hay nada que puedas hacer al respecto!- De repente, lo que se suponía que era un escudo se ha convertido en un centro de atención. Tu hija es ahora el valor atípico, y las comparaciones que usted esperaba evitar son ahora canalizadas a TODOS los otros niños menos al tuyo.

Incluso en un grupo de padres que han pasado por lo mismo, incluso en una multitud de buenos amigos tu sabes que no te van a juzgar, pero tu mismo no puedes dejar de sentir vergüenza. Cuando tu hija es la única niña que llora, no se puede dejar de sentirte mal, aún si usted sigue la filosofía de "Culpa al niño, no al padre".
Bebés en la fiesta
La buena noticia es que cada niño tiene buenos días y sus malos días. Por lo general, como padres, tratamos de mantenernos aislados nosotros mismos, pero estamos obligados a aparecer ocasionalmente en público. Cuando esto sucede, la cosa importante de hacer es simplemente encogerse de hombros y esperar que te entiendan. No empieces a poner excusas o explicar lo increíble que es tu hijo. Te lo juro!; nadie quiere oír ese comentario. La forma más rápida de perder la empatía de una persona es, convencerlo de que tu hijo "no siempre es así".

Todos sabemos que los niños siempre serán niños, todos sabemos que sentir pena por un acto de tus hijos es parte de ser un padre. Y, aunque suene algo fuerte, todos nos beneficiamos de el incidente ocasional que le sucede a otra persona; eso nos recuerda que no estamos solos y que todos sobrevivimos juntos. Es por eso que vas a esas fiestas en primer lugar. Eso es lo que tiene que ver con la solidaridad entre Padres.

Así que si su hijo pasa a ser el aguafiestas de ese día, ya superelo. Ponga música hasta ir a la cama y llene otro vaso/botella/jarra de vino y rece para que mañana sea un día mejor y no se convierta en algo habitual. Porque entonces usted tendrá que conseguir nuevos amigos. O llama a la "Super niñera".

O tal vez deba vender el niño.

Al menos de esa manera usted finalmente conseguirá algo a cambio para él.

Princesas en la fiesta