2014-10-22

Compartir o morir en el intento

Los hijos crecen rápido. Tanto en tamaño, vocabulario, espíritu y necesidades. Por esta última opción, he decidido buscarles una guardería nueva a mis hijos, porque aunque la actual es buena, es hora de buscarle otra que les ofrezca mayores cosas.

Entre mis búsqueda me he topado con toda clase de locas guarderías. Una por ejemplo está en Venezuela, pero su lengua principal es en Inglés: No celebra el Carnaval pero si Halloween, Acción de Gracia, y el día de la Independencia (EEUU) pero no la de acá. Se paga en dólar paralelo, una locura. .Pero una que me llamó más la atención fue una" guardería que es "Cooperativa" - es decir, todos los padres se turnan para vigilar a los niños. La Guardería cuenta con un conjunto de reglas que cada padre tiene que seguir para mantener cierta coherencia. Tiene sentido.

Pero otras reglas son simplemente, absurdas. Una de estas "reglas" es que cualquier niño que tiene cualquier juguete se queda con dicho juguete, siempre y cuando él o ella lo quieran. Si dicho niño necesita ir al baño, por ejemplo, un "vigilante designado del juguete" mantendrá el juguete aislado hasta que el niño regrese. Y esta propiedad se aplica a TODO.
Pelotas de plástico? Fuera de aquí! hasta que Diego regrese. Ula-Ula? No tienes derecho Cristina. El derecho a la herencia se mantiene intacta mientras él o ella está afuera haciendo pupú. Y lo "maravilloso" es, a todos los niños de la cooperativa han comprado esta estrategia; para que nadie lance un ataque cuando no pueden jugar con los Legos de los demás. Dulce no?, obediencia y sumisión.

OK, así que vamos a tratar de no centrarnos en la ironía de que este es una cooperativa .. una asociación autónoma de personas que voluntariamente cooperan en beneficio mutuo, social, económico, y cultural que desalienta a COMPARTIR! Vamos a seguir adelante.

La Guardería a continuación nos muestra un par de ejemplos del "mundo real" de por qué la política de no-compartir es mejor.

En el primer ejemplo, un pequeño niño está jugando con un coche y un niño mayor y más grande se acerca y EXIGE jugar con el coche. Luego se meten en lo que ella se refieren como una "típica riña de niños" que me gusta imaginar que es algo parecido a esto:



Al rato, la mamá enojada del niño más grande se acerca, separa a los dos niños, y reprende a la mamá del pequeño niño por no enseñar a su hijo cómo compartir. Resultando que ambos (madre e hijos) son regañados y guardan rencor.

En la situación 2, otro niño está jugando en un mar de juguetes similares cuando una madre que no es la del niño se acerca y le pregunta cuándo va a abandonar el juguete y dejárselo a otro niño. La madre real del niño está mirando desde lo lejos como la otra madre, infructuosamente le pide una y otra vez al niño que abandone el juguete. Finalmente se da por vencido y la verdadera mamá se ríe desde lo lejos por la independencia de su hijo. Creando rencor y frustración.

Al final la Guardería no está de acuerdo con uno u otro enfoque, y aquí es donde estamos de acuerdo. Yo tampoco. Pero luego, volvemos a pensar distinto. Y su razonamiento es el siguiente:

"... Es una buena lección para los dos (madre e hijo) aprender que esto (darle a su hijo todo lo que quiere) no siempre es posible, y usted no podrá siempre intervenir en todo. Además, no es así como funcionan las cosas en el mundo real. En la vida adulta de su hijo, él va a pensar que se puede adueñar de todo lo que ve. Esto ya está ocurriendo en la próxima generación ".

"... Si usted duda de mi razonamiento, piense en su propia vida adulta del día a día. Usted no pasa delante de alguien en la cola del supermercado sólo porque no querer esperar. Y la mayoría de los adultos no tomarían algo de alguien, como un teléfono o un par de gafas de sol, simplemente porque querían usarlo ".


Ven! Ellos nos están haciendo un favor. Van a enseñar a sus hijos a "no-compartir" para que les puedan enseñar a otros niños las lecciones de suma importancia de la responsabilidad personal, la propiedad, y la injusticia de la vida. Además, los niños pequeños al no compartir, impedirán que nuestros hijos tengan la habilidad de crecer en una sociedad donde el beneficio sea mutuo. Se sentirán con menos derecho sobre los materiales ajenos y serán más independientes. Ellos no van a asumir que se les debe nada. La gente rica no nos abandonará para mudarse a casas y países mejores. Estos niños egoístas van a salvar al mundo. ¡Es un milagro! NO SÉ POR QUÉ ESTOY GRITANDO!

Ok ... respiración profunda. Eso fue mucha información que procesar. Sólo estoy algo molestó.

Mira ... no se puede señalar el comportamiento adulto y molesto, al azar y luego atribuirlos a los desconocidos, aunque probablemente, su madre le hizo que compartiera todos sus juguetes cuando eran niños. Eso es ilógico, y para ser honesto, es demasiado absurdo. ¿Puedes creer que hay idiotas que se colean en el supermercado para evitar hacer una cola de 30 minutos?. Él debe haber tenido una madre que le enseñó a no compartir! ¿Y puedes crees que ese compañero de trabajo utiliza los tres microondas para calentar su almuerzo de tres platos a pesar de que hay diez personas esperando para usarlos? Debe de haber ido a una guardería cooperativa, donde tuvo un "vigilante de juguetes" designado, mientras él hacía pupú.

Sí, sé que mi sarcasmo sube al tope, pero realmente creo que esto de comparar, una a una las lecciones y comportamientos que nosotros les enseñamos a nuestros niños del mundo real y las situaciones adultas son una completa tontería.

Una política de "no-compartir" es tan ridículo como obligarlos a que debe "compartir todo". Desalentar a Fabián (mi hijo) a preguntarle a su hermana Sophia cuando va a dejar de jugar con su tren de juguete es tan tonto como decirle a Sophia que ella tiene que darle todo inmediatamente a él si se lo pide. Nosotros deberíamos fomentar ambas cosas! Hágales interactuar. Que aprendan a negociar. Hágales pelear un poco. No haga que Fabián se siente de un lado y espere a que Sophia se aleje del juguete. Habrá un montón de tiempo para ser torpe y antisocial en la adolescencia!

Y sí, entiendo que no hay una política específica de "no compartir" en esta guardería cooperativa. Pero parece claro que la ley de "usted debe mantener su juguete todo el tiempo que desee" ha obstaculizado el intercambio hasta el punto de que rara vez otro niño le solicitará o preguntará cuando puede él jugar con ese juguete. Eso es una cosa horrible de este sitio.

¿Qué tal esto? En lugar de enseñar a los niños a compartir absolutamente todo o a no compartir absolutamente nada, ¿Por qué no enseñarles a los niños a no ser bobos?. Utilice una palabra diferente, claro, pero si su niño grande maltrata a un niño chico porque quiere su juguete -no ataque a la madre. Enseñe a su niño a no ser un imbécil. Y madre del niño pequeño, por favor-por favor-por favor no niegue a su niño la alegría de compartir; alíéntelo!. Sí, no se trata de tirar el juguete a las manos del niño ogro, pero que no sea por alguna obligación extraña a la propiedad comunal, pero eso sí, no empiece con "Usted no tiene porque compartir si usted no lo deseas, cariño".

Compartir es un regalo que enseñamos a nuestros hijos a dar a los demás, y es una acción honorable y valiosa. Hace que nuestro mundo sea un lugar mejor. Es importante.
No te preocupes; el mundo se encargará de llenarle la cabeza de "Eso es mío" a mi Sophia y Fabián sin tu ayuda. Pero en su debido momento.

Y sí, me gusta la idea a groso modo la idea de esa guardería, de enseñar a nuestros niños que pueden conseguir las cosas a través de la diligencia, la paciencia y el trabajo duro. Creo que es una lección maravillosa, y una gran manera de hacer las cosas. Tal vez es un poco vieja esa postura, pero eso funciona si queremos que nuestros hijos tengan amigos, y no sólo cosas. Evitar peleas es bueno, que se apoyen padres es genial. Pero tampoco podemos llegar a un extremo de criar robots.

Además, ahora que te he convencido de que compartir es impresionante, asegúrese de compartir este post en todas partes. Comparta todo el tiempo, es lo mejor.