2015-11-19

Las 10 mejores razones de ser un niño y no un adulto


Antes de que nada quiero disculparme con todos mis lectores porque realmente he estado muy ausente del blog y las redes sociales. Pero en mí defensa, quiero decirles que no es culpa mía que los días ahora solo duren 16 horas. Me despierto, llevo los niños al colegio, voy al trabajo, busco los niños al colegio, llegamos a casa, nos preparamos para el siguiente día y ya es hora de dormir. Tranquilos, estaré haciendo un curso para solo usar dormir una mitad del cerebro mientras uso la otra mitad para escribir.

Realmente he estado bastante ocupado últimamente. Sigo con la fijación de tener la casa ordenada y bonita, y los niños marchan obedientemente detrás de mí, para desarmar cosas y poner sus huellas en las paredes mientras está la pintura húmeda.

Pero incluso en medio del caos que se vive y escucha cuando los niños tiran los juguetes al suelo para ver si se van a romper, hay chispas de alegría y risas por aquí y por allá.

Mis hijos tienen dos y cuatro años, y además de ser un poco más tranquilos (JAJA) y algo más cercano a lo racional, me he dado cuenta de que no hay mucha ventaja en ser tan viejo y tener unos cuantos títulos universitarios.

Así que aquí tienen,

Las 10 mejores razones de ser un niño y no un adulto

1. Te puedes poner la ropa que desees. Ya sea un tutú rosa para todas partes y cada abuela dentro de un radio de diez millas te dirá lo linda que eres.

(Como adulto, sólo pueden soñar con ponerte cualquier ropa en público. Principalmente porque la gente pensaría que estas borracho. Y las posibilidades de estar borracho son bastante altas.)

2. Puedes usar tus zapatos de SpiderMan en el pie equivocado y nadie te dirá nada.

3. Puede preguntar en voz alta ¿por qué la gente está gorda, o delgado, o peludo, o el pelo rojo o castaño, o porque no tienen pelo, o por qué están comprando tanto pañales? y por lo general, la gente mira para otro lado.

4. Te puedes poner tu ropa interior al revés, y ¿sabes qué? Va a ser un gran día porque te los pusiste de esa manera a propósito.

5. Puedes tocar a la gente en el trasero con una espada de pirata y no te arriesgas a una demanda por acoso sexual.

6. Las personas te hacen llover snack de frutas o dulces para detener tu inmensa e implacable ola de preguntas.

Hmm, es hora de preguntar "por qué" de nuevo.

7. Para tú, los dientes de león son las mejores flores. El patio de juego está lleno de esas bellezas, y ¿por qué no recogerlos y ponerlos en un florero decente? Bien, tú vas a hacer un jarrón por ti mismo. Y a ¿quién le importa donde vaya a tomar café tu padre?

8. En la vida no hay nada mejor, que estirar toda la cinta de medir y ver que como regresa bruscamente, pasando tu mano a muy corta distancia.

9. 12 horas viendo videos en YouTube? ¿Quién dijo que eso no es gratis? solo enciendo la Tabla o el teléfono de Papá y listo.

10. Puedes derramar, romper, atropellar, destruir, caerte, patear, gritar, golpear con un palo, mojar todo de agua..., en menos de veinticuatro horas, y el hombre y mujer a cargo  (Papá y Mamá) todavía te amarán.

... Bueno, te gritarán pero aún te amarán.





2015-08-19

El zapato, la rabieta y TOC.


Una nota del Personal: Desde que soy padre, he sentido muchas clases de miedo. No dude en visitar esos detalles horripilantes aquí. La emocionante conclusión será contada ahora mismo. Principalmente porque soy Padre y quiero prepararlos para Halloween.
Antes que todo debo confesarles que desde que tengo memoria siempre he sufrido una leve  pero muy leve, pero extremadamente leve… Trastorno Obsesivo compulsivo.  Pero no se asusten, es solo una “compulsión” que me genera toda clase de molestia cuando no veo algo organizado como un par de zapatos en el lugar correcto (zapato izquierdo al lado izquierdo del zapato derecho y no a la inversa), o un rompecabezas que le faltan piezas y no está armado, un teléfono descolgado, etc. Cosas que como ven, no es muy bueno cuando se tienen niños en la casa.
En fin, la historia.

Ayer me detuve en una bomba de gasolina y casi de inmediato comenzó una pelea de bar dentro del coche, para ver quién de los 2 niños iba a pagar por la gasolina. Instintivamente saqué 2 billetes, uno de 2bs y otro de 5. El de 2Bs se lo di a Fabián y el de 5 a Sophia. GRAVE ERROR… si algo que debía haber aprendido es que nunca debo dar algo diferente a 2 niños. Es decir, Sophia tenía un billete de 5 y Fabián uno de 2. La lógica dice que la que tenga el de 5 debería ser más feliz que el de 2. Pero a que no saben? Los niños no saben de lógica. Sophia no le interesa que pueda comprar más con su billete que su hermano. Ella asume que el billete que yo le di a Fabián es mejor y por ello necesita reclamar un trato justo. Pero lamentablemente solo tenía 1 de cada uno, por lo que Sophia se quedó llorando de frustración.

El hecho es que de allí en adelante todo fue un desastre, quedó molesta y no razonaba, solo lloraba por el incidente del billete y sus siguientes reacciones era un consecuencia de no haber recibido un billete igual que el de Fabián. Le ofrecí comprarle una chupeta y llorando me dijo que no quería. Le ofrecí una galleta y volvió a gritar que no quería galleta. Le ofrecí comprar un Jugo y aceptó (menos mal, porque después de eso le iba a ofrecer dejarla en la bomba e irme). Luego fue otra serie de negociaciones para que bajara del carro:
Llegamos, bájemonos.

NO BAJATE TÚ.
Ok, camina.
NO CARGAME.
Ok, te cargo hasta la acera mientras busco a tu hermano.
NO TE VAYAS! NO LO BUSQUES!
Hasta allí llegó mi paciencia y le dije de forma tajante: Basta Sophia! Te estoy tratando bien y quiero comprarte algo y solo me gritas. Sabes qué? Nos vamos. Vamos a casa.
Allí se incrementó el berrinche y los gritos fueron mucho más alto. Tanto así que la cargué como pude y la metí en el carro porque se había tirado en el suelo.

En el carro fueron el viaje más largo de mi vida como Padre, como 5 km escuchando un llanto. Luego se calmó.
Cuando llegamos a casa, como siempre me puse a ordenar los bolsos y sus juguetes para no olvidar nada en el carro, y luego sucedió. El mayor de mis temores se hizo realidad… SOPHIA HABIA PERDIDO UN ZAPATO.

Como se imaginarán, esto añadido a mi molestia por el agudo y largo llanto de Sophia hizo que mi paciencia y cordura explotara.
AAAAAAAAAAAAARGG!!
No fue el hecho de haber perdido el zapato, aunque claro era un zapato bonito con un gran recuerdo de haber sido comprado en unas vacaciones en Diciembre. Lo que realmente hizo que yo explotara es que HABIA PERDIDO UNO!... o sea, mi Compulsión siempre me ha hecho ordenar de forma automática un zapato al lado del otro, pero ver que tengo un zapato de 2, hizo que mi mente explotara.
Lloré de la frustración, subí a la casa, agarré una almohada y ahogué mi grito allí, luego le di unos buenos golpes al colchón. Pero orgullosamente, me di cuenta de que mi rabia no era culpa de mi hija y se lo hice saber. “Sophia cariño, no te preocupes por el zapato. Ya resolveremos. Quieres comer 
algo?”. Y ellos me veían y solo me decían “Papá tranquilo, no le pegues a la almohada solo dale despacio”.

El hecho, es que me di cuenta de que uno como padre muchas veces, le exige a sus hijos cosas pocos realista como por ejemplo, que el niño controle sus emociones (rabia, molestia, frustración, etc.) cuando evidentemente YO no puedo hacerlo.
De igual forma:
·         Le gritamos a los niños que dejen de gritar (Yo no lo hago).
·         Le pedimos que nos respeten, cuando nosotros no los respetamos. (Tampoco lo hago).
·         Nos molestamos cuando los niños nos mienten, cuando nosotros le mentimos sobre quien se comió el dulce de la nevera. (Si lo hago).
·         Regañamos a los niños por pegarle a su hermano, cuando los niños ven que sus padres no se respetan. (Tampoco lo hago)
El hecho es que como adulto, nosotros no predicamos con el ejemplo. No sirve de nada si le decimos a un niño que fumar mata, cuando ve a un adulto fumando. O quizás algo no tan drástico, como decirle que no tomen refresco de cola negra, cuando en la nevera hay un refresco.
Justo el día de ayer, vi un video de unos amigos blogueros y padres, donde uno decía “Antes de castigar o de decirle algo al niño, míralo a los ojos por 3 segundos”. Eso es para que te dé tiempo para calmarte pero adicionalmente yo les digo:
“Antes de gritar o de decirle algo a un hijo, pregúntese: Yo le estoy pidiendo al niño algo que yo no cumplo?... o si lo cumplo ¿Cuánto tiempo me llevó hacerlo?”

Con ese tipo de preguntas verás que cambiará tu visión del mundo y del niño.
Porque, como le voy a pedir a un niño que controle su rabia cuando yo no lo puedo hacer. O si lo hago, es porque me tomó 30 años de mi vida versus 4 años de vida que tiene mi hija.
Desde ese punto de vista, podrás aceptar y aprender a canalizar las emociones de tus hijos. Aceptarás que es muy difícil pero no imposible, aprender a controlarlas. Tus hijos se sentirán más cerca de ti porque los entiendes, y perdonas.

Nota final: Para que sepan que tan fuerte es mi compulsión, estuve a punto de encender el carro a las 6pm, 8pm, 12 pm y 3 am para irme a buscar el zapato, que está a 12 km de mi casa. Inclusive, esta mañana pasé al frente de la bomba y tanto Sophia como yo, dijimos “ALLI ES DONDE ESTA EL ZAPATO”.  Pero no me detuve. En el mejor de los casos iba a conseguir el bendito zapato pero eso iba a crecer mi dependencia a tener un absurdo orden. Lo mismo sucede con los rompecabezas, recuerdo que muchas veces acostaba a dormir a Sophia y me iba escapado a los cuartos de juguetes en las madrugadas a “completar el rompecabezas” que no habían finalizado.


Hasta la próxima, lectores!



2015-07-23

Padres valiente!... Al supermercado.

Fabián ya tiene la edad de 2 años y, ya me permiten llevarlo al supermercado. Como sabrán su madre es muy protectora y debí pasar 48 meses de entrenamiento de cómo ser un Padre para mi hijo. No me pregunten por Sophia de 4 años, ella fue el conejillo de India. 
Fabián y yo, somos 2 gotas de aguas (?)
El hecho es que “Yiyo” y yo fuimos de compras al supermercado hace 2 días. Mientras vagaba por los pasillos, me topé varias veces con una misma señora mayor. No la estaba persiguiendo o acosando, solo estaba buscando un producto y nunca he sabido porque la comida sabrosa la ponen en los pasillos de la comida aburrida. Pero en fin, cada vez que pasaba la señora miraba mi carrito, seguro para ver si yo había conseguido un producto que ella no tenía pero luego veía a Fabián, luego me miraba a mí y luego sonreía. Me gusta ver a la gente sonriéndole a mi hijo. Me hace feliz que tengo una pequeña máquina de sonrisas. Es bueno poner esas buenas vibraciones en el mundo.
Finalmente, alrededor de la tercera pasada me miró y dijo: "¡Que niño tan lindo!".

En este punto debo aclarar que el mundo está loco. Mi hijo es muy diferente a mí. Es rubio y por más rabia que me dé, él no se parece a mí. Se parece mucho a mi esposa y a la familia de mi esposa, por lo que siempre debo soportar la pregunta de “Ese es tu hijo!?”. Las personas no pueden ver a un hijo guapo con un padre feo porque automáticamente llaman al 911 y denuncia un secuestro.

Volvamos a la historia.

La señora, después de mi 3era pasada, me dice: “¡Que niño tan lindo!” y respondo "¡Gracias! Me gusta mucho. Estoy pensando en quedármelo y mantenerlo.”. Probablemente uso esa broma muy a menudo, pero es un rompe hielo agradable y hace reír a la gente. Me gusta hacer reír a la gente -pone buena vibra en el mundo.

"¿Dónde está la mamá?" preguntó la buena señora mirando a su alrededor como si alguna Madre debería de estar llegando en cualquier momento.

Ella está en casa, supongo.  (Me gusta dejar intrigados a las personas. No sé para qué.)

“OH! Que valiente eres!” De manera aún más sorprendida y para mí, mucho más molesto.

“Muchas gracias!”. Esta señora nunca supo lo cerca que estuvo de verme explotar. No hay nada que me moleste más que cuestionen mi paternidad. El simple hecho de pensar que hice una gran acrobacia de salir a comprar con mi hijo de 2 años. Lo peor es que después de despedirme ella se sorprendió más. Al parecer ella dijo lo de “valiente” no como un cumplido sino para provocar mi ira.

Soy valiente por aventurarme a ir al supermercado con este pequeño monstruo?

Me reí un poco y le dije algo como "Sí como no" mientras le hacía cosquillas a Fabián para que soltara ese paquete de galletas Oreos por la que estábamos peleando. La señora y yo fuimos por caminos separados y daba mucha gracia pensar en lo divertido que sería si, cuando nos encontramos en el siguiente pasillo, y me viera a mi peleando con Fabián, Él guindando de mi cuello  y yo gritando "AHHHHH QUITENLO!!! ME ESTA MATANDO!!! "

Yo no estaba ofendido por su pregunta. Después de todo, yo estaba bromeando -hay una posibilidad de que ella estaba bromeando conmigo. También hay una posibilidad de que ella no se crio en un ambiente donde los papás salen de la casa con sus hijos y sin la madre. No sé donde existe este mundo bizarro, pero voy a darle el beneficio de la duda.
Padres en el Supermercado.
He leído un montón de discusiones sobre los estereotipos de papá en los últimos años. Al parecer, las personas piensan que todos los padre somos como Al Bundy (Casados con Hijos) o Homero Simpson. Puedo ver por qué a los papás les resulta frustrante, especialmente cuando son conceptos erróneos y suposiciones sobre la capacidad de un padre para cuidar de sus hijos. No los niego, son graciosos y personalmente siempre me han parecido excelentes. También me encanta mucho Batman, pero eso no significa que me considere un “vigilante nocturno. Con capa y botas”.
Bat-Dad no suena tan mal.
No estoy listo para salir a la calle y quemar mi interior (como la quema de sostenes de 1960 en EEUU). Pero si estoy dispuesto a hacer mi parte para romper ese estereotipo y dejarme ver como un "buen" papá en el mundo. Creo que esto es lo mejor que cualquiera de nosotros los papás podemos hacer.
Para mí, escribir en el blog es parte de esa lucha. No fue la razón original por la que empecé a escribir blogs para papá, pero es sin duda una gran ayuda ahora. Así que este es el plan. Yo voy a seguir "con valentía" teniendo a mis hijos en público sin su madre (ella puede venir si quiere). Y también voy a seguir escribiendo sobre ello. Sé que a veces soy un idiota y torpe, y a veces voy a estar escribiendo grandes Tweets en el parque con mis hijos.
Espero que la gente me vea a mí y a otros papás, y dejen de pensar que somos valientes y simplemente nos consideren, normales.

Participa en la crianza. Sé visible. Siéntase orgulloso de ser un buen padre.

Si eres fan de la crianza de hijos, y te gusta escribir en un blog, te animo a considerar escribir con los otros padres blogueros. No es sólo un lugar donde podemos publicar nuevos mensajes. También publicamos contenido humorístico, fotografías y artículos interesantes.


Nos reímos... lloramos... nos abrazamos. (En realidad NO nos abrazamos.)

2015-07-09

Sophia cantando Love Me Like You Do

2015-06-12

Feliz cumpleaños Fabián!

Mi hijo Fabián cumplió ya, 2 años edad y Sophia 4. 
Dicen que un solo hijo es algo malo porque te crías en solitario, pero una observación más cuidadosa ha confirmado que quizás ser hijo único no puede ser tan malo, ya que no tienes la necesidad de sobrevivir a las patadas por tu hermana mayor.
Recuerdo que mientras celebraba su 2do año le di un pijama con cachorros, y como costumbre le di mis más cálidas felicitaciones por otro año completo de supervivencia.

Feliz Cumpleaños Fabián! Espero que te guste tu nueva pijama. La mayoría de tus cosas son hechos en China, pero tu madre y yo sentíamos la necesidad de darte algo más aerodinámico, que sea una mezcla de algodón y otra tela transpirable que te ayude cuando debas huir de otros niños.

Creo que tú y yo podemos estar de acuerdo en que este año nos ha enseñado que la

Velocidad = supervivencia.
Me gustaría también aprovechar esta oportunidad para decir que toda la familia ha disfrutado a fondo de tu estadía con nosotros durante el año que pasó. Lo que nos falta de sueño por no dormir toda la noche y que usted ha hecho con una disposición feliz y una perspectiva positiva, sobre todo por el hecho de que estás en inferioridad numérica y tu vida está constantemente en peligro. Tu madre, tu hermana mayor y yo, apreciamos el optimismo.
También vale la pena mencionar que usted es un niño muy guapo. Pero a veces eres demasiado guapo y los extraños no creen que eres realmente mi hijo. En cierto modo me hace sentir como el amigo feo. En el próximo año, realmente me gustaría que pudiéramos trabajar en la coordinación de días en los que en lo que me veo muy bien y lo otros donde se dan cuenta que soy más feo que un carro por debajo, o algo así.

Hablando de tu físico, tu cabello es muy rubio y adorable, pero no ayuda al resto de los niños que no tienen el pelo rubio. Estoy empezando a sonar como un disco rayado con tu madre.
"Sí, Fabián es hijo tuyo. Lo sé. Lo sé. El portugués tiene el pelo rubio, pero estás olvidando que yo también tuve el pelo rubio cuando tenías menos de 3 años."

De todos modos, yo sólo quería hacerte saber que estamos todos muy contentos de que nacieras. Te amo. Tu madre te ama. Y Sophia te quiere, incluso cuando te están persiguiendo con una espátula. 

FELIZ 2do CUMPLEAÑOS FABIÁN!



2015-05-06

Las diez razones de porque nunca dormirás como lo hacías antes de tener hijos.

El otro día mientras estaba sirviéndome café con los ojos medio cerrados y aún con lagañas me quedé dormido por 4,5 segundos y empecé a recordar las noches antes de tener hijos.
Recordaba lo que era, levantarse los sábados cuando el cuerpo estaba agotado de tanto dormir, el volverse a acostar un domingo a las 9 am cuando el día esta frío y despertar sintiéndote completamente descansado. Dicen que su cerebro no funciona correctamente si no duerme lo suficiente. Bueno, yo puedo decir que mi cerebro no ha funcionado adecuadamente en 4 años, 1 meses, 13 días y 1 hora. Cuando desperté de mi sueño me di cuenta de lo mal que estaba funcionando mi cerebro mientras veía mi café por todo el suelo de la cocina porque nunca había puesto la taza para el café debajo de la cafetera.
Si alguna vez has estado en una conversación con un grupo de padres es probable que haya tenido una conversación basada únicamente en torno al tema del sueño. Como padres, parece ser la cosa que a todos nos obsesiona. Hablamos de lo cansado que estamos, lo poco que el bebé durmió la noche anterior, la forma en que el niño mayor tuvo una incómoda tos y lo mucho que extrañamos dormir hasta tarde. Pedimos a los otros consejos: ¿Qué edad tenía tu hijo cuando dormía toda la noche? ¿A qué hora se levantan tus hijos por la mañana? ¿Sigue estando oscuro cuando te despiertan? ¿Intenta tu hija dormir en tu cama? Parece que una vez que usted se convierte en un padre las noches con un hermoso sueño e ininterrumpida, se ha ido.

Pero es realmente así? Sí,
Así que sírvete un poco de café (no te olvides de la tasa) y leer 

Las diez razones de porque nunca dormirás como lo hacías antes de tener hijos.

  1. Usted trajo a casa un hermoso recién nacido. Ellos están tratando de compensar nueve meses de estar en el útero. Ellos no quieren dormir por miedo a que se pierda algún divertido evento del Planeta Tierra. Cuando se dan cuenta que nada emocionante está sucediendo a las 3 am deciden que ellos son los que le pondrán esa emoción.
  2. Su bebé no está muy agotado. ¿Sabías que si agota toda esa energía puede causar que FINALMENTE el bebé duerma TODA LA NOCHE? Sí yo tampoco lo sabía hasta que mi doctor me dijo que es por eso que el bebé estaba despertándose. Pude haber pasado todo el día enseñándole cómo saltar y escalar, o aplaudir como locos y esperar dormir un poco más esa noche.
  3. Dentición. Te estoy diciendo que nunca he pensado en los dientes como ahora. Vi a mis hijos comer alimentos sólo con las encías y estoy bastante convencido de que realmente no necesitamos dientes. Me siento a pensar de esto toda la noche porque quiero dormir y la dentición se interpone en el camino.
  4. Pañal sucio. No hay nada peor que despertarse a las 3 am con un bebé o niño pequeño llorando y al acercarse recibas un golpe en la cara con el olor a orina. Son las 3 de la mañana y ahora tienes que cambiar el pañal de tu bebé y la sábana de la cuna que es esencialmente igual que la lucha libre con un cocodrilo en una jaula. Confía en mí, el cocodrilo gana de vez en cuando.
  5. Los resfriados. Yo no sé ustedes, pero cuando estoy enfermo todo lo que quiero hacer es dormir. Cuando mis hijos están enfermos, lo único que quieren hacer es levantarse toda la noche. Inevitablemente, yo termino enfermo cuando ellos se curan. Me refiero, a que estoy “más” enfermo ya que solo puedo dormir 7 horas en una semana.
  6. Monstruos debajo de la cama. Bueno, siendo honestos los monstruos aunque están debajo de la cama, hay que revisar detrás de la puerta y en el armario para convencerlos de que todo está seguro y puede cerrar sus ojos para las próximas 8 horas, aunque ellos te exigirán que revises todo el cuarto cada hora para asegurar que no han regresado.
  7. Necesitan agua. No sé lo que mis hijos están haciendo en su sueño que les da una terrible sed, pero estoy empezando a sospechar que hacen algún tipo de aeróbic mental.
  8. Oyeron algo, y no se les permite salir de su habitación hasta que descifres exactamente qué era ese algo. Sólo culpa a tu mascota y dile que no fue nada.
  9. Estás demasiado confiado de que vas a tener un largo sueño cuando de repente te despiertas con uno (o tus 2 hijos) a 10 centímetros de tu cara. Sólo se necesita tiempo para que esto ocurra y debas dormir con un ojo abierto para el resto de tu vida.
  10. Los niños tienen una energía inagotable. Esas mañanas cuando tu hijo no sepa que más hacer él va a despertar como un disparo de cañón.

Así que tengo 4 años, 1 meses, 13 días y 2 horas en esta cosa llamada Paternidad y no me ha quedado otra cosa que aceptar que nunca voy a dormir como yo lo hacía hace 5 años. También me he vuelto bastante bueno en saber cuáles son las necesidades para sobrevivir; café, café, y más café.
También estoy planeando en secreto mi venganza para cuando mis hijos sean adolescentes y los vaya a despertar con trompetas a las 6am,  para luego perseguir a la primera persona que dijo:

"Anoche, yo dormí como un bebé."

Debido a que:

A) Eran un idiota,
B) Nunca tuvo un bebé
C) Tiene un bebé que debe enseñar a los otros bebés del planeta cómo dormir.

Si lo encuentro les haré saber.
Hasta entonces Padres, manténgase fuerte y despiertos.


2015-04-15

Papá no te escondas!

Cuando me iniciaron en esto de la Crianza de hijos, como cualquier padre, estaba lleno de miedo, incertidumbres y hasta ciertas mezclas de ambos que de seguro tienen hasta mi nombre.
Por lo que decidí que debía hablarlo y no esconderme.
Listo!
Este ha sido mi aporte a #PapaNoTeEscondas


BUAAJAJAJAJAJA!

Siguen acá? Ok, entonces vamos a seguir con la historia un poco más larga.
Tal como los comenté, cuando mi hija mayor (de ahora 4 años) nació me llené de miedos y me hice preguntas normales que todo padre de un recién nacido se hace:
“¿Mi hija estará bien durmiendo de lado o la coloco boca abajo?”
“¿Y si se voltea y no se siente cómoda?”
“¿Y si exhala y se le olvida inhalar? O viceversa? Es que es muy pequeña”
“¿Y si un Ovni quiere abducir y yo estoy tan agotado que no me doy cuenta? Le darán de comer?”
 No se extrañen si un psicólogos les dice: “Estimado Sr/Sra.,  usted sufre de mal de Omar post-hijos”
Pero cuando me puse a tratar de calmar esos demonios internos me di cuenta de que existían 2 grandes corrientes:

-         Clásica u Ortodoxa
-          Actual o Moderna.

En este punto debo aclarar que todo lo que le voy a decir acá  no tiene una base o conocimiento real, pero eso nunca me ha detenido en la publicación de mis investigaciones. Y pueden dar fe de ello en Wikipedia (solo esperen que yo actualice y revisen).
Tal como les comentaba, logré ver que hay 2 grandes corrientes cuando de crianza se trata. Y la única diferencia notable es que una es antigua y otra es actual (Duh!). Y es que si empezamos a escudriñar verán que no hay tanta diferencia y podrán conseguir como 3 ó 4 variantes de cada corriente principal.
Verán que existen ciertas incongruencias en los términos. Como por ejemplo:
Podrán decir que a mí me criaron de la manera clásica (de los 70´s-80’s) pero no me agredieron, no me criaron en violencia, no crecí en un hogar machista, pero definitivamente no me criaron con apego como lo indica la escuela Moderna de crianza. Entonces estoy como en una especie de “Limbo de la crianza” algo como entre el cielo y el infierno.
Y no voy a negar que mis primeros pasos con la crianza moderna, con apego o respetuosa fuera un total desastre. Y es que personalmente, cuando empecé a buscar información de cómo criar a mis hijos de la mejor manera siempre me conseguí con algo así:

Yo: Buenos días, Mi nombre es Omar y veo que tienen gran conocimiento en la crianza. Me podrían ayudar?
Crianza con Apego: Claro, ¿Cuál es su duda?
Yo: No sé cuando es el momento ideal para empezar a quitarle los pañales a mi hija
Crianza con Apego: Para eso tenemos un taller: “Mamá mira! Sin pañales”  que tiene un costo de XXX.
Yo: Oh! Genial se ve muy interesante. Voy a ver si lo propongo a mi esposa, solo espero que no me diga ninguna blasfemia (risa social).
Crianza: COMO!? Eso no puede ser para eso tenemos el taller de “Mamá mira! Sin grosería” que tiene un costo de XXX.
Yo: Es solo una broma. Crío a mi hija con toda la buena fe y humor.
Crianza: Eso no es así, para eso hay un taller “Mamá mira! Crianza seria” con un costo de XXX.


Y esa fue más o menos mis primeros pasos en la crianza respetuosa. Para todo me tenían un taller con un presupuesto incluido. Y como entenderán ya tenía muchas preocupaciones con la crianza como para añadirle preocupaciones económicas. Y es que he visto como el 75% de cómo criar moderna la imparten por un costo. Mientras que la crianza antigua te la imparten de manera gratis. Hasta ayer mi hija tuvo una “rabieta” en el Supermercado porque quería comerse un paquete de 50 caramelos y no quería razonar conmigo, y en ese momento, llegó una señora de la vieja escuela de crianza y me dijo
“Señor, puedo hacer que su hija se calme con-“
“Ups! Gracias por sus buenos deseos señora pero mire, ya debo ir a pagar. Por cierto ya puede guardar ese zapato”

Otra de las cosas, es que entre la escuela moderna de crianza hay variaciones y luchas. Una vez viendo un programa de crianza moderna y respetuosa, vi como la persona calmaba a los hijos de manera amable,  les hablaba con tono suave y calmadamente les daba un abrazo, pero cuando el niño seguía llorando los ponían en una escalera o “Time-out” y entonces saltaban otros padres de la crianza moderna diciendo que eso era agresión y que los adiestraban como perros o mascotas. Inclusive hay padres que dicen que si te quedas en silencio cuando tus hijos tienen una rabieta es otra forma de violencia.

Como pueden ver, hay muchos ejemplos de cómo cada quien piensa que la crianza debe ser y que la que ellos usan es la correcta.

Pero la verdad es que nadie está claro en cuál es la manera correcta de criar hijos. Cada niño es único y especial, y es un mundo. Lo que es bueno para uno, quizás es malo para otro o no tiene el mismo efecto esperado.

Por eso decidí abrir mi blog. Para demostrar que igual que todos los padres del mundo, no tengo ni idea de lo que estoy haciendo pero SI quiero lo mejor para mis hijos. Soy de los primeros que piensan que la vida no es Blanca o Negra. Hay variedad de tonos que son más negros que blanco que son interesantes.
Así que si usted duda de su crianza, lo invito a que hable. A expresarse. A decir lo que piensa. A cuestionar cada una de las acciones que toman los demás padres, independientemente de si son crianza a la antigua o moderna.

Yo tuve la oportunidad muy especial de unirme a 2 grandes grupos en Facebook donde amablemente me aceptaron y en las cuales puedo (y doy mi opinión) sin mayores problemas. Me logro expresar y decir lo que siento.  Y no lo voy a negar, hay mucha información con la cual estoy en total desacuerdo y me pregunto “¿Qué clase de locos son estos?” pero de algo si estoy seguro:

Las cosas buenas son contagiosas.

Así que si usted piensa que esto de la crianza con apego es una historia de Hippie, le puedo asegurar mí estimado Padre Nazi que igualmente lo van a aceptar sin problema.
Y yo entiendo que usted cree que eso de la crianza en su hogar sin apego  va a debilitar su fortaleza y el temple de sus hijos, pero no se preocupe Padre Dictador-Coreano, en algún momento pensará que eso de “Sentirse más cercano a sus hijos” no es malo. Y quien sabe si luego de que lo digiera un poco, lo hagas. En un diciembre o en su graduación del preescolar al 1er grado o del colegio a la Universidad. Quién quita?

El hecho es que simplemente debe expresarse, hablar, comunicarse. Medios? Cualquiera que usted quiera. Hay lugares donde puede hablar con las personas sin problemas, pero si es menos propenso a tocar, puede hacerlo inicialmente por Internet. Foros, programas, Webinar, etc.

Es preferible no preocuparse por el futuro incierto de su hijo, y en vez de eso, ocúpese del presente de su hijo.

La preocupación nunca ha resuelto ningún problema.

Inculque valores a su hijo como el trabajo, la honradez, la colaboración,  la unión, la familia, etc. Verá que eso se lo agradecerá más y es lo que perdurará inclusive cuando usted no esté físicamente.

Con la excepción de las personas que trabajan en los Juegos Olímpicos, nadie juzga a otras personas más que los padres. Todos nos damos cuenta de esto. Razón por la cual usted no debe preocuparse por la forma en que alguien actúa en público con sus hijos. Es todo para el espectáculo.

No es la forma de actuar en público o en Internet lo que importa; es la forma de actuar en casa, libre de la mirada crítica de la plebe y fuera de Internet. Eso es lo que realmente cuenta. Y nadie sabe si es bueno o malo, pero usted, sus hijos y su cónyuge sí.

Nadie puede saber si  la crianza en un estado de vigilancia policial puede tener algunos pequeños beneficios, o no hacer ningún patrullaje y solo con la condescendencia y la justicia propia que realmente hace es que te ves como un idiota es lo mejor para ti y tus hijos.

Así que dime: ¿es buena tu crianza de los hijos?


Solo recuerda algo,
No te calles,
No te engañes,
#NoTeEscondasPapa


2015-04-07

El Apocalipsis llegó. Mis 2 hijos.

No miren el Termómetro en el tobillo de mi hija.
La semana que viene es el cumpleaños número 2 de mi hijo Fabián. Y recuerdo que empecé a escribir este artículo en Julio del 2012, pero por alguna extraña razón no di a luz, pero como nunca es tarde (y estoy corto de material), allí les va.

16 de Julio del 2012:

Querido Diario,
Mi esposa está embarazada. Otra Vez. Para ahorrar tiempo en el futuro, sólo voy a dejar que todos sepan cuando Yeli no esté embarazada. Yeli y yo estamos emocionados, pero quizás podríamos ser los únicos. La gente está cansada de que tengamos bebés. Cuando me anunció que estaba embarazada de nuestra primera hija, mi suegra lanzó un grito de alegría. Cuando le hablé del 2do niño, ella nos dijo ¿En serio? Y fue rápido a criticar a mi cuñada menor de no haberle dado nietos. Y varones. Y no estar casada.

No puedo culpar a mis amigos y miembros de la familia por su falta de entusiasmo. No he sido exactamente el padre del año. En este mismo momento, mi hija de 1 año y 4 meses, Sophia, está en el suelo gritando. Voy a recogerla después escribir esta frase. O esta otra. O posiblemente éste post en mi Blog. Bien, mi esposa la acaba de agarrar y le está preguntando porque llora. Tengo esta cosa de crianza controlada. En honor a la verdad, mis hijos estarían mejor si fueran criados por casi cualquier cosa, incluyendo una manada de lobos salvajes. Aprenden a coger un conejo con sus dientes, es siempre un éxito en las fiestas.

Mi tasa de reproducción prodigiosa no sólo daña a mi familia. También daña a la sociedad. Cada niño que Yeli bombea lleva al menos la mitad de mi ADN, que es el 50 por ciento (demasiado). Los científicos han demostrado que los genes que hacen que la gente sea buena y sana son recesivos. Todas las cualidades positivas que mi mujer les da a nuestros niños se verán anuladas por mis cromosomas dominantes. La posibilidad de que mis hijos sean educados y seres humanos bien adaptados son exactamente…cero. Lástima que los optimistas del mundo no pueden competir con mi nivel de fertilidad. Parece que mis pequeños misántropos adorables invadirán la tierra.

No es simplemente el hecho de que estoy teniendo otro hijo que perturba a la gente; También es el momento. Mi esposa y yo estábamos debatiendo si queríamos esperar tres años o cuatro después del nacimiento de nuestra primera hija antes de que tuviéramos el próximo, pero parece que este chico vendrá disparado para cuando la mayor tenga 2 años. Este bebé es lo que se llama “un tiro al blanco”, y ese es un gran don que tengo.

Toda esta situación no es culpa mía. Bueno, si es totalmente mi culpa pero sólo desde el punto de vista jurídico y científico. En un plano más especulativo, toda la culpa recae sobre una hermana de mi esposa. Eso no tiene nada que ver con el embarazo de mi esposa, pero alguien merece ser culpada en cada oportunidad hasta el final de los tiempos. De todos modos, mi cuñada ha decidido recientemente que quería un bebé, que presumiblemente es más fácil de cuidar que un cachorro que crió su madre. Ella habló con mi esposa en quedar embarazada. Le pidió prestado libros para bebés. La invitó para ir a comprar ropa de bebé. Treinta segundos después, Yeli estaba embarazada. Es bien sabido que los bebés son contagiosos pero en el caso de mi esposa, ella es tan fértil que el mero pensamiento de que su hermana quería tener un bebé fue suficiente para que su cuerpo hiciera realidad su deseo. Nada es más fuerte que el sentimiento de competencia entre hermanos, inclusive si es quien tiene la mayor cantidad de hijos.

Tener un bebé cuando ya tienes una hija de 2 años no es el fin del mundo, pero sí significa que tendremos una gran cantidad de niños muy pequeños a la vez. Si en el futuro vamos a tener un 3er hijo, tendremos que alquilar un Padre o Madre extra. Cuando nazca el bebé, vamos a tener una escandalosa niña de 2 años y un recién nacido como castigo por todas las cosas terribles que he hecho en mi vida. Cuando mi hija mayor tenga 14 años, mi hijo menor tendrá 12, lo que significa que voy a tener dos adolescentes a la vez. Mi plan actual es dejar toda la crianza de los hijos a Yeli, mientras me escondo en un búnker bajo tierra.

Ya hemos escogido todos los nombres de niñas que nos gustan, así que si este chico es varón, vamos a tener que buscar muy profundo para encontrar algo como llamarlo. Hemos agotado todos los nombres de bebés y bases de datos en Internet, así que esta vez vamos a tener que utilizar fuentes menos convencionales de inspiración, como programas de televisión o la parte posterior de las botellas de champú. Estoy seguro que “Reconstructor Capilar” hará que nos sintamos orgullosos. O tal vez no le daremos un nombre. “Niño Dos” es un nombre muy pegajoso. Además, la única vez que uso los nombres de mis hijos es cuando están en problemas, y en ese punto no les importa como los llamo. Estoy bastante seguro que mi hija de 2 años piensa que su nombre es "Dejar de tocar eso!".

Mi esposa se ha comprometido que este fuera su último hijo, (una amenaza vacía). Cuando nos casamos, ella no quería saber nada más de un hijo y yo quería que fuera menos de cuatro, así que estamos en una encrucijada crítica. Pero si este niño nos ha enseñado algo, es que nuestras habilidades para las decisiones de bebés no son muy exactas que digamos.
Fin de entrada al Diario.

De regreso en la actualidad:

Pero como les comenté, nadie estaba emocionado por la llegada de nuestro 2do bebé, ni siquiera el Doctor que nos atendió. Cuando estábamos haciendo los preparativos para la llegada de Fabián nos contestó con un:
“Ahora si van a dejar de tener bebés no?, no me van a hacer trampa como con Sophia? De hecho, les regalo el trabajo de amarrarles las trompas a Yeli. Que digo amarrar. Cortar. Cortar? Ja! Vamos a cauterizar, ahorcar y mutilar las trompas…”
No sabíamos a que se refería pero nadie le dice NO a un regalo. El hecho es que al parecer el Doctor no quería que mi estirpe dominara la Tierra, bueno, ahora el apocalipsis solo será entre 2 Reinos. El de Sophia y el de Fabián.

Pero para que era este Post?

No lo recuerdo, pero prometo que cuando salga de este bunker bajo tierra en el año 2050 lo voy a averiguar.


2015-03-23

Feliz 4to cumpleaños!

Hoy se cumple cuatro años de no dormir muy bien, sin saber dónde mis ojeras terminan y mis cachetes comienzan.  Pero, marca también el cumpleaños de la razón de este blog y por lo que todos me dicen que es interesante.

Me gustaría que todos se unan a mí para decir Feliz cumpleaños Sophia.

También me gustaría que se unan a mí al decir, "Juega con tus muñecas y deja de tratar de apuñalar a tu hermano con el creyón."

(Después de terminar de decir ambas cosas, por favor vea si tener 2 hijos es bueno para usted. Consulte con su médico)

Las cosas que hemos aprendido a hacer este año:
  • Correr y hacer carreras conmigo y Fabián de 2 años.
  • Lanzar a Fabián al Tobogán. Como acá --> Tobogan
  • Recoger del suelo a Fabián cuando se cae del Tobogán.
  • Hablar más claro, diciendo todo en perfecto español.
  • Decirme "Yo no te hablo, Papá."
  • Decirme "Esooo Papá" y darme palmaditas en la cabeza
  • Dibujar con creyones sin salirse de la raya.
  • Dibujar los muebles.
  • Dormir en camas grandes (la mía).
  • Decirme “Papá quiero hacer Pipí” justo cuando apago la luz, me acuesto y estoy arropado.
  • Decirme “Papá quiero hacer Pipí” justo cuando la voy a lavar en la mañana.
  • Decirme “Papá quiero hacer Pipí” justo cuando voy a arrancar el carro.
  • Usar Youtube para buscar cualquier cosa Que cante, se mueva o sea comiquita. Chicas Súper Poderosas, My  Little Pony, Mickey Mouse (inclusive comiquitas en Ruso, Chino o Portugués).
  • Encontrar un nuevo modelo a seguir en Equestria Girls: My Little Pony.
  • Abrir la nevera, verter el jugo en una taza y si no le gusta dárselo a Fabián.
  • Cantar en Inglés el abecedario, Old Mc Donald have a farm o cualquiera de Equestria Girls.
  • Danzar espasmódicamente. Véalo ustedes ---> Coreografía de Sophia y Fabián.
  • Decir "la abuela" a cualquier persona mayor de treinta años

Como es la camarera (izquierda) y como la ve mi hija (derecha).

Sí, hemos hecho progresos a pasos agigantados este año. Y ahora me voy a preparar para la celebrar la segunda festividades de hoy, salir a cenar y esperar que la camarera no le importe ser llamada abuela.


FELIZ CUMPLEAÑOS SOPHIA!!

2015-02-23

Nalgadas, la última frontera

Después del épico suceso de Princess en el estacionamiento de la guardería, alguien me comentó que una rápida nalgada probablemente habría calmado a mi hija. Podría ser. Definitivamente habría sido más fácil que el caos de ver agitándose a una niña de cuatro años de edad en el asiento de coche. Y confía en mí, cuando mi dulce niña bajó su puño como un martillo sobre mi nariz, un pequeño porcentaje de mí quería hacerle entender de forma clara a mi hija que pegar duele. Creo que es una reacción bastante normal para un niño al sentir ira y frustración, pero igual yo no estoy muy cómodo.

Cuando MadreOnFire y yo nos convertimos en padres, de mutuo acuerdo dijimos que no íbamos a pegarles a nuestros hijos. Fue una decisión muy fácil para nosotros hacerla en ese momento. Teníamos esta pequeña, suave e indefensa  personita acurrucada en los brazos. Nos miramos a los ojos, y luego dijimos: "Nunca debemos pegarle a esta persona perfecta y pequeña que acaba de nacer."

Y ahora me siento como si yo no tengo nada. El "tiempo fuera" rara vez funciona. El quitarle ciertos juguetes no funciona muy bien. La explicación de que debe calmar los sentimientos sólo parece ser efectivo después del huracán. Pero en los momentos previos a la "rabieta" no tengo nada. Miro a mi hija a los ojos y digo: 

"No te atrevas a comer esa galleta que te acabo de decir que no puedes tener, que luego pondrás en tu boca y que en este preciso momento estás masticando, y que en el momento en que vayas a tragarla yo terminaré esta frase, que era sólo una carrera porque sé que una vez que llegue al final de la misma, tú te habrás tragado la galleta que acabo de decir explícitamente que no te vas a comer para tener algún tipo de disciplina para contrarrestar tu desafiante actitud, del cual yo no tengo ninguna, porque no te preocupa el tiempo fuera, o los juguetes, o cualquier otra cosa, y yo no puedo pegarte porque prometí cuando eras más pequeña y linda que Yo no lo haría, y ahora eres una niña tamaño grande y acabas de poner otra galleta en tu boca! "

FUUUUUUUUUU%&%"$#()!"!"UUCK

No se preocupen, esa parte de la grosería solo sucedió en mi cabeza, y además usé unos signos en el medio de la palabra lo que hace que esta no sea una grosería. ¿NO?

La verdad es que, toda la vida, le hemos estado mintiendo a nuestra hija. Hemos estado mintiéndonos a nosotros mismos. Hemos estado construyendo una cerca invisible que sólo existe alrededor de ella, en la medida que ella crecía.

"Escucha bien, o si no...”
"Es mejor que hagas esto antes de que cuente hasta 3" 
"Si no haces aquello ahora mismo vas a estar en problemas!"

¿Se puede ser más mentiroso que eso?

Y mi hija hacía caso! Ella nunca quiso ver lo que estaba del otro lado de la cortina. El "o si no" era suficiente. Pero, en nuestro nuevo dilema de padres, el PapaOnFire y Esposa "del pasado" le desean preguntar al PapaOnFire y esposa "del Futuro" que pasaría cuando lleguemos a contar 3. 

"Princess, será mejor que hagas [cosa al azar] antes de que cuente hasta tres. Voy a empezar a contar. Uno ... dos ... (¡Oh, no. Ella va a dejar que yo llegue a tres. Ella como que se dio cuenta que no sé qué hacer cuando llegue a tres. Tengo que detenerme. ¿Cómo me puedo detener antes de llegar a tres???) Doooooooooooos.... (En realidad PapáOnFire Sólo dijiste dos de nuevo para ganar más tiempo. Tú eres muy creativo, y eso es todo lo que se te ocurrió? ¿Te das cuenta que todavía está diciendo dos, mientras que estás pensando en esto?) Oooooooooooooooo (Ella sabe que estás fanfarroneando. Comienza a llorar. Reza por que suene el teléfono. Haz como si tuvieras un falso ataque al corazón. Sólo hagas lo que hagas, no digas...) TRES! "

Y la batalla había terminado. Ella había ganado. Nos miramos el uno al otro en silencio sin parpadear. Vi como ella lentamente se dio cuenta de que solo fingía. Todo sobre el conteo hasta 3 era una ilusión. No hubo nada. No había ninguna cerca. Su mundo se abrió. Lo intenté de nuevo, porque soy tonto.

"Uno... dos... tres"

Nada. Yo no tenía nada. Hemos intentado el refuerzo positivo, ella se ríe y se come otra galleta. Hemos tratado el tiempo de espera. Claro, ella se sienta en su habitación, pero no parece importarle. He explicado con calma por qué ella tiene que escucharme, pero mi "por qué" no parece importarle a ella. Y así, en los momentos más duros, y fugazmente pienso: "Ojalá pudiera pegarle. Sería más fácil que esta pantomima del 3 y castigo". Una "firme" nalgada sería un excelente motivador.

Pero no.

Una vez, hace no mucho tiempo, le agarré el brazo a mi hija de forma muy violentamente cuando me lanzó mi teléfono al suelo, y por un segundo, la apreté. Vi como su mirada pasó de la ira a saber que repentinamente yo soy mucho, mucho más fuerte que ella. "Papá no es sólo un tipo de peluche suave. Si tuviera que elegir, el podría infligirme dolor". No fue un apretón muy fuerte, pero era más fuerte de lo que jamás la había agarrado a ella, y cuando vi sus ojos rápidamente, sabía lo que ella estaba viendo. 

Miedo. Mi hija me tenía miedo.

Ella comenzó a sollozar. La solté y enterré mi cara en su pelo, pidiendo disculpas una y otra vez. Ella dijo que lo siento también, y eso me destruyó. Ella no lo sentía. Ella es demasiado joven para incluso captar el concepto de "lo siento". Ella estaba tratando de evitar mi ira. Eso no es lo que quiero. Eso no es un camino que quiero comenzar a recorrer. Ella no debería tener que manejar mis emociones para evitar la posibilidad de que yo le pueda hacer daño.

Tengo amigos que dan nalgadas. Me dicen, "simplemente no des nalgadas enojado." Eso no funciona para mí. Las únicas veces que quiero golpear a mis niños es cuando estoy furioso con ellos. No puedo desenganchar golpear con la ira. Tal vez algunas personas puedan, pero para mí no, todas las formas de violencia, incluso las más pequeñas, son emocionales que se expresan de forma física. No es el padre que tuve. Y ese no es el padre que quiero ser para mis hijos.

Entonces, ¿dónde nos deja eso a mi esposa y a mí? Quiero decir, en la escala del 1 a "Engendro del diablo" Yo diría que mis hijos, en su peor momento, están por debajo de un 5. Así que no estamos haciendo las cosas tan mal. Y no es que se la pasan en un modo constante de "desafío contra sus padres". Incluso hace unas semanas todos sus conflictos han terminado bien tanto de su parte como de la nuestra.

En su mayor parte los niños son perfectamente agradables. Yo no estoy listo para comer de la manzana del árbol de la ciencia y de repente darme cuenta de que no hay nada más allá de contar hasta 3. Para mis desafiantes hijos, supongo que voy a tener que enseñarles las razones reales por las que deberían escuchar nuestras instrucciones. Esto presenta dos retos. Vamos a necesitar una buena razón, y de alguna manera tenemos que conseguir que nos crezcan.

O empezaré a contar hasta 50.





2015-02-20

Tus Nanny Tips: Probando Apps para niños #8 (Con una súper colabor...

Tus Nanny Tips: Probando Apps para niños #8 (Con una súper colabor...: Si necesitas una nueva app para entretener a tus peques no puedes perderte esta de hoy. Molesta tanto descargar una aplicación y que ...

2015-01-27

Un bebé muy educado.

Retomando un viejo post sobre Cortesia pocofrecuentel
Me dí cuenta que llevo de 2-2.

¿Sabes lo que me gusta del bebé?

Bueno, sí,
Que tiene un fabuloso y precioso cabello rubio, de grueso pelo que, si no se controla, se parecerá a una presentadora de televisión de los 70´s, pero aparte de eso.

Él dice: "Gracias".

Esto puede no parecer una gran cosa, pero teniendo en cuenta que mi otra hija mayor (de 3 años) muestran gran gratitud por mí "blando" estómago y esperando con ansias que yo estornude para decirme "Salud" o espera golpearme para poder decirme "Perdón", yo diría que tengo una tasa de éxito del cien por ciento. Es decir: La boté de Home Run. Y con las bases llenas. En el 9no Innings. En la Serie Final de la Serie Mundial.

¿Donde está mis regalos?

Pero volviendo al tema,
No es que no he estado haciendo mi "condenado trabajo" para enseñarle los modales a mis niños, es que ellos simplemente, y cuando les dió la gana, casi al mismo tiempo, empezaron a usar palabras como "condenado" y una variedad de otros improperios, y no saben cuanto recé para verlos crecer, verlos pagar sus impuestos, y no ir a la cárcel.

Pero quitando su condenado lenguaje. Ellos son muy educados, son unos bebés extremadamente educados. ¿Qué me impulsa a pensar que mi esposa y yo no nos hemos vuelto necesariamente los mejores padres? Pues porque los niños que tenemos lo han hecho por voluntad propia, y ha sido tal el trabajo que hasta nuestros hijos se han ofrecido para estacionar mi coche en doble fila (o paralelo) cuando yo no pueda. Lindos, no?

Sin embargo, existe algo muy extraño en mis 2 hijos. y es que hay una posibilidad de que ellos se saltaran una generación. Y es extraño que sean muy elegantes para la familia que se gastan, esa es una de las razones por la que tuve que sentarme con mi bebé y tener una conversación seria:

"Veo que estás comiendo mis papas de McDonald's con un tenedor."

"Gachas."

"De nada. Ahora bien, ¿dónde está saliendo esa necesidad de ser tan educado? Usted insiste en usar utensilios, cuando, claramente, el resto de los mortales aquí optan por usar sus manos para ganarse el sustento."

"Jugo."

"Aquí tienes."

"Gachas."

"De nada. Teniendo en cuenta el hecho de que a tu hermana y a tí los he traído ayer y hoy a McDonald's y aún insiste en comerte las papas con tenedor, para quede registrado, podemos decir que quizás no los he traído demasiadas veces?".

"Gachas."

"Por favor, sin presiones. Todavía estoy tratando de acostumbrarme a tu educado trato."

"Gachas."

"Sólo te gusta decir eso, ¿no?"

"Gachas."

Fue un contundente trabajo, el periodismo de investigación que acabo de hacer me dice que esto puede ser sólo una etapa, pero, en el caso de que esto se le pegue por el resto de su vida, por favor asegúrese de enviarme El Premio a la Crianza. Sí ya sé, he dicho que no lo merezco, pero es que nuestra casa tiene una chimenea, y es posible que no tengamos algo para poner allí porque quizás entre los niños y yo pudimos, quizás haber roto unos floreros por haber estado jugando a la pelota dentro de la casa.

Gachas.

2015-01-22

Introducción a la Crianza Extrema

Ser padres es una ronda de carrusel que no se detiene, de comparación, culpa y juicio.
Nos sentimos culpables cuando metemos la pata. Juzgamos a otros padres cuando meten la pata. Nos comparamos (interminablemente) con esos mismos padres que sin darnos cuenta están experimentando exactamente las mismas pruebas y tribulaciones, montando la misma montaña rusa, en la que ya estábamos.

Somos nosotros contra el mundo, contra los "No-padres" y otros padres e incluso nuestros cónyuges, eliminando la curva y clasificación de todos en una escala de cero o 100, utilizando un lenguaje extremo con normas poco realistas. Al hacerlo, nos aislamos el uno del otro.
Es hora de que empecemos a utilizar nuestras amplias suposiciones y generalizaciones salvajes para ser inclusivo en vez de exclusivo. Denme una oportunidad.

Nadie sabe lo que están haciendo. (Por lo menos, todos los padres.)
Todo el mundo está adivinando. Todo el mundo necesita consejo. Todo el mundo odia los consejos que reciben. Todo el mundo se pregunta cómo todo el mundo lo maneja. Todo el mundo maneja. Todo el mundo se pregunta cómo van a sobrevivir. Todo el mundo sobrevive. Todo el mundo busca el método mágico. Todo el mundo espera que se vuelva más fácil. Todo el mundo se da cuenta que ni la magia ni lo fácil existe. Todos somos como Soldados en la crianza de hijos.

Nadie es perfecto. (Por lo menos, todos los padres.)
Todo el mundo está haciendo su mejor esfuerzo. Todo el mundo se está tomando un día a la vez. Todo el mundo tiene momentos buenos y momentos malos. Todo el mundo necesita una mano de vez en cuando. Todo el mundo necesita un hombro para llorar. Todo el mundo necesita un trago de vez en cuando.

Nadie sabe los problemas que he visto. (Excepto, los otros padres.)
Todos tenemos problemas similares. Todos tenemos diferentes retos. Todos odiamos ser juzgados. Todos nosotros no podemos dejar de juzgar de vez en cuando. Todos sabemos que nos gustaría manejarlo mejor. Todos fallamos. A todos nos prometen hacerlo mejor la próxima vez. Todos tenemos éxito. Todos hacemos todo, por un tiempo. Todos nos desgastado, de nuevo. Todos necesitamos un descanso. No todos los conseguimos.

Todo el mundo comete errores. (Especialmente los padres).
Todos hacemos cosas que lamentamos. Todos tenemos puntos de indecisión. Todos queremos patear a nuestros hijos a través de la sala de vez en cuando. Todos nos sentimos culpables por querer patear a nuestros hijos a través de la sala. Todos nos preguntamos qué estamos haciendo mal. Todos tenemos un millón de ideas. Todos nos preguntamos qué estamos haciendo bien. Todos no tenemos ni idea de lo que hacemos. A todos nos estropean las ideas. Todos tenemos suerte.

Soy un padre mejor que tú. (Hoy).
Mi hija no lanzó una rabieta hoy. Mi hijo se comió toda su cena. Mi hija me dijo que me amaba. Mi hijo realmente ordena sus juguetes. Mi hijo fue a la cama sin luchar. Mis hijos son perfectos.

Usted es un padre mejor que yo. (Mañana).
Mi hija está haciendo una escena en mi trabajo. Mi hijo tiró su comida en el suelo. Mi hija golpeó a tu hijo en el preescolar. Mi hijo le dijo a tu hijo que no quería ser más su amigo. Mi hija no va a dejar de gritar. Mi hijo es el diablo.

Todos somos simplemente padres. (Siempre).
Todo el mundo es un experto y nadie sabe nada. Nadie tiene las respuestas y todo el mundo se lo imagina. Todo el mundo se confunde a veces. Nadie sale ileso. Excepto, tal vez, nuestros hijos.

Porque detrás de toda la agonía y la auto-recriminación y las conjeturas y las diferentes técnicas de crianza extrema que están de moda y que se persiguen en nuestros intentos de ser los mejores padres del mundo , y tras el fracaso en llegar a una meta imaginaria tan absurda como esa, nadie nos puede decir que no estamos tratando. Y los niños saben que los amamos. Y eso es a menudo (no siempre, pero a menudo) es suficientemente. Así que date un descanso.

Estamos todos juntos en esto de la crianza de hijos. (Hasta cumplir los 18 años)

2015-01-15

Sophia y Fabián -Gangnam Style

2015-01-09

Enseñanza en Casa: La manera incorrecta de educar.

Lo peor que puede hacer para con tus hijos es pasar tiempo con ellos.
"Tiempo con los niños¡?"
Es por eso que es una tragedia cuando los padres toman la educación en sus propias manos. Cada año, el homeschooling (Educación en casa) arruina más vidas que la drogadicción y el bullying combinado. Este hecho científico puede ser verificado mediante un sencillo experimento: Tome gemelos idénticos. Eduque a uno en casa, y dele tácticas de estafador al otro. A continuación, compruebe que chico tiene más amigos antes del fin de año. Los niños que son enseñados por sus padres y no por maestros nunca salen bien. Si los educaron en casa, es a lo que me refiero. A pesar de lo que tus padres te dijeron que eres la excepción, esa regla te afectará a ti también. Los estereotipos existen porque siempre son ciertos. Incluso si los niños educados en el hogar logran seguir el ritmo de sus compañeros de la manera académicamente hablando, carecerán de las habilidades sociales para tener éxito en el mundo real. Si usted piensa que la educación en casa es una buena idea, usted es la última persona que debería tener permitido pasar tiempo con un niño.
Algunos niños de Escuela en casa aprenden a leer muy por encima de su nivel de grado. Otros tratan de comer un lápiz.
Muchos padres enseñan en casa para proteger a sus hijos. El mundo es un lugar peligroso. La epidemia de obesidad continúa extendiéndose y Apple todavía no lanzará una batería fácilmente reemplazable para el iPhone. Pero la sociedad y todos sus peligros estarán esperándote cuando salgas, no importa cuánto tiempo toma a tus hijos dejar el nido. Esos problemas por arte de magia no desaparecen cuando usted sale de secundaria. Tal vez sea una compañera de trabajo ruda que reemplaza sus tampones con detonadores. Tal vez sea un vecino anciano que alberga fiestas raves a las 3 am. De cualquier manera, los enfrentamientos con gente desagradable son parte de la vida. Sus hijos van a tener que lidiar con ellos finalmente, por lo que bien podría aprender a hacerlo ahora. Como dice el viejo refrán, si amas algo, déjalo libre -a menos que ese algo sea una serpiente. En ese caso, es posible que algunas conversaciones sean incómodas cuando se rumore que hay serpientes pitones en el vecindario que se están comiendo a los niños de tus vecinos.
La sociedad y todos sus peligros estarán esperándote cuando salgas
Mientras que algunos padres usan el "homeschool" para proteger a sus hijos, otros lo hacen porque las escuelas parroquiales no son lo suficientemente religiosas. Si las monjas y sus creencias son secular para su visión del mundo, es posible que esa no sea el mejor candidato para dar una educación equilibrada su hijo. Padres que educan en casa abrazan una fe que de alguna manera creen que es lo suficientemente fuerte como para hacerse cargo de todos los aspectos de la vida de sus hijos, pero no se dan cuenta de que son suficientemente frágil para desmoronarse en el primer encuentro con una sociedad laica. Incluso si usted realmente es de esos religiosos, sus hijos necesitan practicar para interactuar en un mundo que no lo es. Si mantiene a su joven encerrado en casa, van a ser casi tan devoto como la gente sin empleo. Para los confinados por elección, las únicas opciones de carrera real son maestros de escuela en casa y operador de línea de sexo por teléfono, pero Jesús frunce el ceño sobre ambas carreras. Además, usted no tiene que educar en casa para transmitir su mensaje. Hay un montón de tiempo en el día para empujar sus creencias religiosas extremas en sus hijos después de llegar a casa de la escuela pública. Como miembro de una religión que bautiza a los niños, yo apoyo totalmente adoctrinar a la fuerza a niños. La única excepción es si usted cree en el creacionismo, en cuyo caso se le debería permitir difundir sus creencias sólo si usted está de acuerdo en esterilizarse primero.
Académicamente, los niños educados en casa a veces salen adelante. Pero ser brillante no le ayuda mucho si cada vez que hacen contacto visual con otro ser humano caen en silencios incómodos que hacen que otros se pregunten si usted es un asesino en serie o simplemente un retardado. Hay sólo unos pocos campos en los que usted no tiene que ser bueno con la gente, y la mayoría, implican computadoras. Pero si usted es un padre que es demasiado cobarde del mundo para que su descendencia vaya a la escuela, no creo que le vas a dar a sus hijos el acceso sin supervisión a Internet. Es difícil aprender a programar con C++ mediante la lectura de la Biblia. Niños educados en el hogar también pierden la lección más importante de la escuela pública: cómo sentarse en un lugar que no quieres durante ocho horas al día. Que es una habilidad que acompañará a todo niño a cualquier trabajo de oficina en América. Un divertido y atractivo entorno de educación en casa hace que los estudiantes necesiten ser entretenido perpetuamente. El trabajo es rara vez agradable o interesante. Por eso es que alguien tiene que pagar para hacerlo. El sistema de educación moderna es básicamente un simulador de empleo que te enseña cómo odiar todos los días de tu vida. Niños educados en el hogar serán sorprendidos por esta realidad, mientras que los niños de las escuelas públicas ya tienen una amplia experiencia en el soñar despierto sobre la jubilación anticipada, seguido de una muerte rápida.
Yo podría trabajar como un Funcionario del Gobierno.
Si tiene que enseñar a tus hijos en tu lugar de residencia, al menos omite el nombramiento de "Educación en casa". Usted no está engañando a nadie cuando dices que tu hijo se graduó primero en su clase de la Academia González, sobre todo si el apellido de su hijo es también González y su madre aparece como la Directora. Es una distracción inútil, pero entiendo por qué los padres intentan engañarlos. Decir que su hijo se graduó en la mesa del comedor no suena muy impresionante en aplicaciones de la universidad. Los consejeros de admisión saben que las probabilidades de que un estudiante educado en casa vuelva a la normalidad son casi tan probable como ganar la lotería mientras estás huyendo del país.

No todos los niños educados en el hogar son socialmente inadaptados, pero la gran mayoría sí. Si usted desea enseñar a sus propios hijos sin destruir su personalidad, lo que tienes que hacer es un gran esfuerzo para asegurar que sus hijos tienen suficiente contacto objetable con otras personas para convertirse en seres humanos funcionales. Eso es un montón de trabajo. Amo a mis hijos, pero yo no quiero gastar tanto tiempo con ellos. Sería aún peor para mis hijos de lo que sería para mí. Si yo fuera la única influencia en sus vidas, sus únicos intereses sería el apocalipsis zombie y emborracharse en los juegos de fútbol. Afortunadamente, tengo la intención de enviar a mis dos hijos a la escuela pública. De esa manera voy a sacarlos de la casa antes de que el Estado los lleva a la fuerza lejos de mí.