2015-04-15

Papá no te escondas!

Cuando me iniciaron en esto de la Crianza de hijos, como cualquier padre, estaba lleno de miedo, incertidumbres y hasta ciertas mezclas de ambos que de seguro tienen hasta mi nombre.
Por lo que decidí que debía hablarlo y no esconderme.
Listo!
Este ha sido mi aporte a #PapaNoTeEscondas


BUAAJAJAJAJAJA!

Siguen acá? Ok, entonces vamos a seguir con la historia un poco más larga.
Tal como los comenté, cuando mi hija mayor (de ahora 4 años) nació me llené de miedos y me hice preguntas normales que todo padre de un recién nacido se hace:
“¿Mi hija estará bien durmiendo de lado o la coloco boca abajo?”
“¿Y si se voltea y no se siente cómoda?”
“¿Y si exhala y se le olvida inhalar? O viceversa? Es que es muy pequeña”
“¿Y si un Ovni quiere abducir y yo estoy tan agotado que no me doy cuenta? Le darán de comer?”
 No se extrañen si un psicólogos les dice: “Estimado Sr/Sra.,  usted sufre de mal de Omar post-hijos”
Pero cuando me puse a tratar de calmar esos demonios internos me di cuenta de que existían 2 grandes corrientes:

-         Clásica u Ortodoxa
-          Actual o Moderna.

En este punto debo aclarar que todo lo que le voy a decir acá  no tiene una base o conocimiento real, pero eso nunca me ha detenido en la publicación de mis investigaciones. Y pueden dar fe de ello en Wikipedia (solo esperen que yo actualice y revisen).
Tal como les comentaba, logré ver que hay 2 grandes corrientes cuando de crianza se trata. Y la única diferencia notable es que una es antigua y otra es actual (Duh!). Y es que si empezamos a escudriñar verán que no hay tanta diferencia y podrán conseguir como 3 ó 4 variantes de cada corriente principal.
Verán que existen ciertas incongruencias en los términos. Como por ejemplo:
Podrán decir que a mí me criaron de la manera clásica (de los 70´s-80’s) pero no me agredieron, no me criaron en violencia, no crecí en un hogar machista, pero definitivamente no me criaron con apego como lo indica la escuela Moderna de crianza. Entonces estoy como en una especie de “Limbo de la crianza” algo como entre el cielo y el infierno.
Y no voy a negar que mis primeros pasos con la crianza moderna, con apego o respetuosa fuera un total desastre. Y es que personalmente, cuando empecé a buscar información de cómo criar a mis hijos de la mejor manera siempre me conseguí con algo así:

Yo: Buenos días, Mi nombre es Omar y veo que tienen gran conocimiento en la crianza. Me podrían ayudar?
Crianza con Apego: Claro, ¿Cuál es su duda?
Yo: No sé cuando es el momento ideal para empezar a quitarle los pañales a mi hija
Crianza con Apego: Para eso tenemos un taller: “Mamá mira! Sin pañales”  que tiene un costo de XXX.
Yo: Oh! Genial se ve muy interesante. Voy a ver si lo propongo a mi esposa, solo espero que no me diga ninguna blasfemia (risa social).
Crianza: COMO!? Eso no puede ser para eso tenemos el taller de “Mamá mira! Sin grosería” que tiene un costo de XXX.
Yo: Es solo una broma. Crío a mi hija con toda la buena fe y humor.
Crianza: Eso no es así, para eso hay un taller “Mamá mira! Crianza seria” con un costo de XXX.


Y esa fue más o menos mis primeros pasos en la crianza respetuosa. Para todo me tenían un taller con un presupuesto incluido. Y como entenderán ya tenía muchas preocupaciones con la crianza como para añadirle preocupaciones económicas. Y es que he visto como el 75% de cómo criar moderna la imparten por un costo. Mientras que la crianza antigua te la imparten de manera gratis. Hasta ayer mi hija tuvo una “rabieta” en el Supermercado porque quería comerse un paquete de 50 caramelos y no quería razonar conmigo, y en ese momento, llegó una señora de la vieja escuela de crianza y me dijo
“Señor, puedo hacer que su hija se calme con-“
“Ups! Gracias por sus buenos deseos señora pero mire, ya debo ir a pagar. Por cierto ya puede guardar ese zapato”

Otra de las cosas, es que entre la escuela moderna de crianza hay variaciones y luchas. Una vez viendo un programa de crianza moderna y respetuosa, vi como la persona calmaba a los hijos de manera amable,  les hablaba con tono suave y calmadamente les daba un abrazo, pero cuando el niño seguía llorando los ponían en una escalera o “Time-out” y entonces saltaban otros padres de la crianza moderna diciendo que eso era agresión y que los adiestraban como perros o mascotas. Inclusive hay padres que dicen que si te quedas en silencio cuando tus hijos tienen una rabieta es otra forma de violencia.

Como pueden ver, hay muchos ejemplos de cómo cada quien piensa que la crianza debe ser y que la que ellos usan es la correcta.

Pero la verdad es que nadie está claro en cuál es la manera correcta de criar hijos. Cada niño es único y especial, y es un mundo. Lo que es bueno para uno, quizás es malo para otro o no tiene el mismo efecto esperado.

Por eso decidí abrir mi blog. Para demostrar que igual que todos los padres del mundo, no tengo ni idea de lo que estoy haciendo pero SI quiero lo mejor para mis hijos. Soy de los primeros que piensan que la vida no es Blanca o Negra. Hay variedad de tonos que son más negros que blanco que son interesantes.
Así que si usted duda de su crianza, lo invito a que hable. A expresarse. A decir lo que piensa. A cuestionar cada una de las acciones que toman los demás padres, independientemente de si son crianza a la antigua o moderna.

Yo tuve la oportunidad muy especial de unirme a 2 grandes grupos en Facebook donde amablemente me aceptaron y en las cuales puedo (y doy mi opinión) sin mayores problemas. Me logro expresar y decir lo que siento.  Y no lo voy a negar, hay mucha información con la cual estoy en total desacuerdo y me pregunto “¿Qué clase de locos son estos?” pero de algo si estoy seguro:

Las cosas buenas son contagiosas.

Así que si usted piensa que esto de la crianza con apego es una historia de Hippie, le puedo asegurar mí estimado Padre Nazi que igualmente lo van a aceptar sin problema.
Y yo entiendo que usted cree que eso de la crianza en su hogar sin apego  va a debilitar su fortaleza y el temple de sus hijos, pero no se preocupe Padre Dictador-Coreano, en algún momento pensará que eso de “Sentirse más cercano a sus hijos” no es malo. Y quien sabe si luego de que lo digiera un poco, lo hagas. En un diciembre o en su graduación del preescolar al 1er grado o del colegio a la Universidad. Quién quita?

El hecho es que simplemente debe expresarse, hablar, comunicarse. Medios? Cualquiera que usted quiera. Hay lugares donde puede hablar con las personas sin problemas, pero si es menos propenso a tocar, puede hacerlo inicialmente por Internet. Foros, programas, Webinar, etc.

Es preferible no preocuparse por el futuro incierto de su hijo, y en vez de eso, ocúpese del presente de su hijo.

La preocupación nunca ha resuelto ningún problema.

Inculque valores a su hijo como el trabajo, la honradez, la colaboración,  la unión, la familia, etc. Verá que eso se lo agradecerá más y es lo que perdurará inclusive cuando usted no esté físicamente.

Con la excepción de las personas que trabajan en los Juegos Olímpicos, nadie juzga a otras personas más que los padres. Todos nos damos cuenta de esto. Razón por la cual usted no debe preocuparse por la forma en que alguien actúa en público con sus hijos. Es todo para el espectáculo.

No es la forma de actuar en público o en Internet lo que importa; es la forma de actuar en casa, libre de la mirada crítica de la plebe y fuera de Internet. Eso es lo que realmente cuenta. Y nadie sabe si es bueno o malo, pero usted, sus hijos y su cónyuge sí.

Nadie puede saber si  la crianza en un estado de vigilancia policial puede tener algunos pequeños beneficios, o no hacer ningún patrullaje y solo con la condescendencia y la justicia propia que realmente hace es que te ves como un idiota es lo mejor para ti y tus hijos.

Así que dime: ¿es buena tu crianza de los hijos?


Solo recuerda algo,
No te calles,
No te engañes,
#NoTeEscondasPapa