2015-07-23

Sophia y Fabian abrazados

Padres valiente!... Al supermercado.

Fabián ya tiene la edad de 2 años y, ya me permiten llevarlo al supermercado. Como sabrán su madre es muy protectora y debí pasar 48 meses de entrenamiento de cómo ser un Padre para mi hijo. No me pregunten por Sophia de 4 años, ella fue el conejillo de India. 
Fabián y yo, somos 2 gotas de aguas (?)
El hecho es que “Yiyo” y yo fuimos de compras al supermercado hace 2 días. Mientras vagaba por los pasillos, me topé varias veces con una misma señora mayor. No la estaba persiguiendo o acosando, solo estaba buscando un producto y nunca he sabido porque la comida sabrosa la ponen en los pasillos de la comida aburrida. Pero en fin, cada vez que pasaba la señora miraba mi carrito, seguro para ver si yo había conseguido un producto que ella no tenía pero luego veía a Fabián, luego me miraba a mí y luego sonreía. Me gusta ver a la gente sonriéndole a mi hijo. Me hace feliz que tengo una pequeña máquina de sonrisas. Es bueno poner esas buenas vibraciones en el mundo.
Finalmente, alrededor de la tercera pasada me miró y dijo: "¡Que niño tan lindo!".

En este punto debo aclarar que el mundo está loco. Mi hijo es muy diferente a mí. Es rubio y por más rabia que me dé, él no se parece a mí. Se parece mucho a mi esposa y a la familia de mi esposa, por lo que siempre debo soportar la pregunta de “Ese es tu hijo!?”. Las personas no pueden ver a un hijo guapo con un padre feo porque automáticamente llaman al 911 y denuncia un secuestro.

Volvamos a la historia.

La señora, después de mi 3era pasada, me dice: “¡Que niño tan lindo!” y respondo "¡Gracias! Me gusta mucho. Estoy pensando en quedármelo y mantenerlo.”. Probablemente uso esa broma muy a menudo, pero es un rompe hielo agradable y hace reír a la gente. Me gusta hacer reír a la gente -pone buena vibra en el mundo.

"¿Dónde está la mamá?" preguntó la buena señora mirando a su alrededor como si alguna Madre debería de estar llegando en cualquier momento.

Ella está en casa, supongo.  (Me gusta dejar intrigados a las personas. No sé para qué.)

“OH! Que valiente eres!” De manera aún más sorprendida y para mí, mucho más molesto.

“Muchas gracias!”. Esta señora nunca supo lo cerca que estuvo de verme explotar. No hay nada que me moleste más que cuestionen mi paternidad. El simple hecho de pensar que hice una gran acrobacia de salir a comprar con mi hijo de 2 años. Lo peor es que después de despedirme ella se sorprendió más. Al parecer ella dijo lo de “valiente” no como un cumplido sino para provocar mi ira.

Soy valiente por aventurarme a ir al supermercado con este pequeño monstruo?

Me reí un poco y le dije algo como "Sí como no" mientras le hacía cosquillas a Fabián para que soltara ese paquete de galletas Oreos por la que estábamos peleando. La señora y yo fuimos por caminos separados y daba mucha gracia pensar en lo divertido que sería si, cuando nos encontramos en el siguiente pasillo, y me viera a mi peleando con Fabián, Él guindando de mi cuello  y yo gritando "AHHHHH QUITENLO!!! ME ESTA MATANDO!!! "

Yo no estaba ofendido por su pregunta. Después de todo, yo estaba bromeando -hay una posibilidad de que ella estaba bromeando conmigo. También hay una posibilidad de que ella no se crio en un ambiente donde los papás salen de la casa con sus hijos y sin la madre. No sé donde existe este mundo bizarro, pero voy a darle el beneficio de la duda.
Padres en el Supermercado.
He leído un montón de discusiones sobre los estereotipos de papá en los últimos años. Al parecer, las personas piensan que todos los padre somos como Al Bundy (Casados con Hijos) o Homero Simpson. Puedo ver por qué a los papás les resulta frustrante, especialmente cuando son conceptos erróneos y suposiciones sobre la capacidad de un padre para cuidar de sus hijos. No los niego, son graciosos y personalmente siempre me han parecido excelentes. También me encanta mucho Batman, pero eso no significa que me considere un “vigilante nocturno. Con capa y botas”.
Batman cargando a un bebé
Bat-Dad no suena tan mal.
No estoy listo para salir a la calle y quemar mi interior (como la quema de sostenes de 1960 en EEUU). Pero si estoy dispuesto a hacer mi parte para romper ese estereotipo y dejarme ver como un "buen" papá en el mundo. Creo que esto es lo mejor que cualquiera de nosotros los papás podemos hacer.
Para mí, escribir en el blog es parte de esa lucha. No fue la razón original por la que empecé a escribir blogs para papá, pero es sin duda una gran ayuda ahora. Así que este es el plan. Yo voy a seguir "con valentía" teniendo a mis hijos en público sin su madre (ella puede venir si quiere). Y también voy a seguir escribiendo sobre ello. Sé que a veces soy un idiota y torpe, y a veces voy a estar escribiendo grandes Tweets en el parque con mis hijos.
Espero que la gente me vea a mí y a otros papás, y dejen de pensar que somos valientes y simplemente nos consideren, normales.

Participa en la crianza. Sé visible. Siéntase orgulloso de ser un buen padre.

Si eres fan de la crianza de hijos, y te gusta escribir en un blog, te animo a considerar escribir con los otros padres blogueros. No es sólo un lugar donde podemos publicar nuevos mensajes. También publicamos contenido humorístico, fotografías y artículos interesantes.


Nos reímos... lloramos... nos abrazamos. (En realidad NO nos abrazamos.)

Lo que creen que hacen Papá y lo que realmente hace papa