2017-08-11

Como ser un Papá

La primera parte de como ser un Papá es fácil, a menos que aún no seas uno. Honestamente, al principio da miedo. Luego emoción. Luego preocupación. Y por fin, sientes pánico.

Lo siguiente es que empiezas a hacer preguntas que nunca imaginastes que te ibas a hacer. 
¿Soy suficiente para ellos? 
¿Puedo ser suficiente? 
¿Qué puedo hacer para ser suficiente? 
¿Fue eso suficiente? 
¿Esto será suficiente? 

Esas preguntas nunca se detienen, pero no te preocupes. Se unen muy bien con el miedo del primer párrafo. Lo siguiente que sabes es que ellos son mayores. Tienes dos de ellos. Un niño pequeño, y una en primaria.

Tú también eres mayor.
Te ves en el espejo y sigue siendo tú. Todavía eres un niño. Todavía estás preocupado por lo que la gente piensa de ti. Todavía estás preocupado por las cosas de niños que siempre te importaron. Pero también te preocupa el dinero y la comida y asegurarse de que tus hijos no tengan esa preocupación en sus ojos como los que te ves en el espejo.
Cierras los ojos y esperas que cuando los abras de nuevo, verás a un padre sonriendo y, no a un niño grande con pelo grisáceo. Cuando abre los ojos, aún sigues allí.

Te vuelves multi-tasking
"¡Papá, necesito ir al baño!" Hay una pequeña voz gritándote en el oído. A pesar de que saben que hacer y como hacerlo de la mejor manera posible. Aun te piden que los ayudes.

Debes hacer el almuerzo. Sandwich de Cheeze Wheeeze y Jamon?. A un niño le gusta en triángulos, a la otra en rectángulos. Uno quiere Jugo. Otra, quiere agua, sin hielo por favor. A continuación, galletas de merienda y otro jugo. Elige dos galletas que son del mismo animal. Esto resultará en una pelea sobre quién tiene la mejor galleta de animales . Siéntese con ellos y pregúnteles acerca de su semana.

La niña dice:
"Isa no fue amable, estaba molestando a todos y me dijo que no era mi mejor amiga".

El niño dice:
"Soy un dinosaurio, RAAAAAWRR ¡DINOSAURIOS COMEN GALLETAS!!"

Después del almuerzo, lucha. Ahora eres un dinosaurio. Atacas suavemente. Cuando lo volteas boca abajo colocas tu mano debajo de su cabeza para que no se  golpee contra la cama. No sabe que estás haciendo esto. Él piensa que estás luchando fuerte. Lucha contra ti, te empuja. Grita RAAAAAWRRRR!
Tu hija se une. Ella es un pirata con una espada de tubo de papel. Ella salta llena de risas y gritos, aterriza de un golpe en tu cara y se detiene de miedo para ver si te hizo daño.
Ella no te hizo daño. Usted sonríe y se enfrenta a ella. Recuerda poner la mano detrás de la cabeza. Recuerde ser feroz y suave. Recuerda, eres un papá.

Usted es un T-Rex. Ella es un pirata.

Eres un papá.

Después de luchar, él niño está coloreando en su libro. Ella está tranquila y sentada junto a la ventana.

"Hey, cariño, ¿estás bien?"
Ella no está. Puedes ver las lágrimas.
Isa dijo que no era mi mejor amiga.

Encuentra las palabras correctas. Los papás necesitan palabras. Tienes que explicarle que Isa no quiso herirla. Explique que Isa tambien es una niña, como ella, y a veces dicen cosas que no quieren decir. Algunos niños son malos. Algunos niños, como algunos adultos sólo son idiotas. Rápido, encuentra las palabras para arreglar las lágrimas que están empezando a salir. Encuentra palabras para hacerla sentir mejor. Encuentra palabras que sean suficientemente buenas. 
¿Serán suficientes?

"Ven aca."
Y la abrazas. Y no tienes palabras. No tienes nada más que un pecho adulto que ofrecerle a ella, y la mano para sostener la parte de atrás de su cabeza, mientras que hace pequeños suspiros de primer grado que dejará una pequeña marca de lagrimas en tu camisa.

Eso es lo que obtienes, eso y tus preguntas. ¿Es suficiente? ¿Eres suficiente?

Más tarde, después de una cena de Sándwich, con platos del mismo color y leche y agua sin hielo, es hora de acostarse. Tu esposa toma al niño y tú tomas a la niña. Ella necesita cepillarse los dientes. Tienes que mostrarle. Atrás, adelante, arriba y abajo.

"Papá, ¿tengo un diente flojo?"
"¿Oh si?" lo tocas y aun no está tan flojo.
"Cariño, vamos a darle algún tiempo.
"¿Podemos jugar a contar una historia?"
El "juego de contar una historia" es algo que inventaste. Comienza una historia y luego te detienes. Sigue ella contando la historia y se detiene, y así sucesivamente hasta que la historia llegue a su conclusión, normalmente con una fiesta o una boda, o todo el mundo es comido por un dinosaurio.

-Comienzas esta vez, papá.
"Había una vez una chico ... OK, eres tu turno."
"No, sigue tu Papá", dice.
Una vez, hubo un chico que estaba triste.
-¿Por qué estaba triste? Pregunta ella.
"No sé, a veces la gente está triste."
"OK, sigue."
"Así que la decidió irse de aventura para encontrar su felicidad. El se fue al desierto y se subió a las montañas. Saltó las cuerdas y entró en las cuevas. Ha manejado su coche por todas partes y vivió en lugares emocionantes. Ha dormido bajo un cielo diferente cada noche."
¿Fue suficiente, fue feliz? Ella ya sabe la respuesta.
"Todavía no, pero pronto, un día conoció a alguien, una chica amable y simpática que miraba el mundo como si fuera emocionante y nuevo.”
“Y luego se casaron, conozco esta historia y tú eres el chico!!” Dice emocionada tu hija.
-Tienes razón, y luego se casaron.
"Y luego hicieron un bebé, y ese bebé fui yo".
Te hicimos con amor.
"Yo sé papá, tú me lo dijiste."
"Lo sé, es mi historia favorita, es cómo me convirtí en papá".

Me alegro de que seas mi papá.
-Yo también, cariño

"Y luego todos fueron devorados por un dragón."
Ella se rió. Usted le hace cosquillas. Ella se ríe más.
"Buenas noches."
"Buenas noches, hija"

Entras al cuarto donde el chico dos está dormido. Lo besas en la frente e irás a buscar a la amable  muchacha que te amarró al piso y te impidió volar. Está leyendo.
-¿Está bien? le preguntas.
"Sí. ¿Por qué?"
-Por Nada, vamos a la cama, estoy cansado.
"Yo también."

Así es como ser un papá:

Despiertate. Haz lo mejor que puedas. Encuentra las palabras cuando puedas. Abraza cuando no puedas. Sé un dinosaurio delicado. Cuenta historias. Sea parte de un equipo... Sé un Papá.

Enjuague. Repita.