2017-09-08

Sophia y Fabian abrazados

El Hada de los dientes... ÉL hada de los dientes.

Las vacaciones de verano han llegado a su fin, vamos a todos a máxima velocidad, ¿verdad?
Sophia mostrando que le falta un diente
Si quieren tomarse unos minutos para aplaudir el hecho de que he reunió todos los elementos necesarios para llevar con éxito a mis hijos al mismo colegio, adelante. Esperaré. Nadie está más sorprendido que yo. Por otra parte, si usted vio a un Padre de aspecto confundido y molesto, tirando unas treintas cajas de colores en su carro, mientras gritaba, "No jod!@#@ los útiles escolares es cada vez más cara", tal vez usted se tropezó conmigo.

Cuando no estaba cambiando 1 mes de trabajo por materiales para la escuela, estaba peleando para que los niños se pudieran acostarse a la hora que debían.

Bueno, pero no pase todas las vacaciones así, hay otras cosas que hemos estado haciendo:

Pintando algunos cuartos de la casa
Pintando algunas puertas
Pintando de los gabinetes de cocina
Pintando mentalmente, unas paredes que YA había pintado.

Como pasé gran parte en casa, lo mejor fue que compartí con mis hijos. Bueno pase tiempo con mis hijos y sus dientes perdidos. Sophia recientemente indicó que un diente inferior estaba flojo y dijo que le dolía, y rápidamente se dio cuenta de que era una situación para hacer dinero.

"Mi diente se está cayendo, eso significa que la hada de los dientes me debe dinero".
Asentí. -Es cierto, déjame verlo.
Sophia saltó. "No lo arranques!”
"Hmm, la única razón por la que salí de la cama hoy fue para tortura a una niña de seis años, pero está bien, parece que tu diente nuevo está creciendo detrás del viejo.
-¿Eso es MALO?

Google! Busqué rápidamente y obtuve mi respuesta.

"No te preocupe cariño, aquí dice que eso se llama un "diente de tiburón". Así que la buena noticia es que es normal, la mala noticia es que eres Medio tiburón".

Sophia movió su diente hacia adelante y hacia atrás. "No, eso es una buena noticia, siempre he querido ser un tiburón."
-Bueno, ya está resuelto, cuando se te caiga el diente, pones el diente debajo de la almohada y, después de eso, te devolveremos al océano.
"Papá."
"¿Qué?"

Una semana más tarde, Sophia, a través de inexplicables circunstancias, logró extraviar su diente recién caído. Debido a que ella es comprensiva, me tocó escribir una nota rápida a la hada de los dientes explicando la situación. La colocó cuidadosamente bajo la almohada y todos nos acostamos.
-Mamá, mira lo que me ha dejado el Hada de los Dientes.

Mi Esposa bajó la mirada hacia lo que la niña estaba mostrando. Luego, me miró. -¿50 Bolívares?

Aclaré mi garganta. "Estoy tan sorprendido como tú", dije.
"¿Solo 50 bolívares?"

"Bueno tengo algunas teorías. En primer lugar, hace años que ninguno de los dos perdía un diente. La inflación probablemente tiene mucho que ver con eso. Creo que tengo otro billete de 20Bs, pero eso fue en 1990, y yo creo que podemos recordar que no hasta hace mucho, podíamos comer muy bien con ese billete que ya está casi descontinuado"
"Mm hmm.”... (Todas las mujeres usan este mismo comodín)

"Además de eso, "Hay una probabilidad muy alta de que EL Hada de los Dientes sea un hombre que no se siente cómoda al salir a una farmacia a las dos de la mañana para conseguirla algo de efectivo".
-¿Así que se te olvidó sacar dinero del cajero?
"Es un trabajo duro."

Todo esto para demostrar que la hada tiene muchas responsabilidades para ser feliz a una persona que pierde su primer diente. Debido a que dejamos muy claro que un billete de cien bolívares es bueno cuando cae su primer diente, al parecer no es muy bien visto que para el 2do y 3er diente, el Hada deje una nota explicando que debe esperar hasta el siguiente día cuando abra el Banco.

Y Sophia se salvó que hace unos días había cobrado la quincena, porque no quiero imaginarme lo que hubiera pensado si el Hada de los Dientes le deja un pagaré para ser cobrado el último de mes.


Hasta luego!!
Sophia sonriendo con unos lentes